miércoles, 7 de febrero de 2018

FERIA DE TUCSON 2018

          Sin duda todos los años Rafael Arquillo, socio honorífico y colaborador de esta asociación nos sorprende con estas fotografías realizadas en la feria de Tucson en USA a la que todos los años se desplaza para realizar adquisiciones de estas bellas muestras, nosotros siempre realizamos un pequeño reportaje para difundir estos tesoros que la naturaleza nos propone y a los que poca gente puede acceder tanto por su valor económico como por la lejanía de su ubicación, no obstante en esta feria también se pueden adquirír piezas a buen precio recorriendo los cientos de metros de stand.

         Suponemos que la imagen de abajo corresponde a una calcedonia que desde hace pocos años esta siendo muy cotizada por los coleccionistas de minerales por su gran belleza en la forma y hábito como en el color en el que aparece.

   Acabado este evento os mostramos algún tesoro digno de ver...

La calcedonia es una de las muchas variedades que presenta el cuarzo, en esta ocasión con habito esferoidal con formas de racimo
       Cada año durante aproximadamente 2,5 semanas en enero y febrero el mundo de las rocas, gemas, minerales y joyas se alinean cósmicamente en Tucson. Investigadores, gemólogos, autores, artistas, mineros y cerca de 4.000 empresas comerciales se reunen  desde todos los continentes para compartir sus tesoros, conocimientos y experiencia con los miles de asistentes al espectáculo.

Berilo (aguamarina) con inclusiones de posible turmalina (chorlo)
  
        Los compradores de cerca y de lejos van a buscar joyas, suministros de joyería, coleccionables y tesoros, tanto raros como a precio de ganga.


Turmalina y mica lepidolita





  Esta turmalina acompañada de mica lepidolita hacen buena pareja mineral











  
Un selección de malaquitas y crisocolas

Cristales botroidales de malaquita

Malaquita botroidal y formación estalactítica de  crisocola

Malaquita verde oscuro y crisocola azul turquesa
     La belleza de esta muestra fósil va más allá de lo estético y de lo raro, que bien nos quedaría en nuestro museo, ya le tenemos un sitio digno de este tesoro...
Acanholytocera longispinum?
     Rebuscando en datos creemos que son cefalópodos extintos, ammonoidea, moluscos ( acantholytoceras, ammonite) que vivieron desde el período Devónico hasta el final del período Cretácico y son reconocibles por sus espinas  y  forma de cuerno de carnero.

Acantholytocera longispinum?

           Los más pequeños tienen un punto de encuentro con los gigantes de tiempos pasados, ignorantes en este género no tenemos palabras, solo aquellas que nos acercan a tanta grandiosidad de un pasado poco conocido que con la aparición de estos tesoros naturales nos dicen algo sobre como fue la vida hace millones de años.

Impresionante esqueleto de dinosaurio

      Para que el proceso de opalización se realice con éxito como en el caso de la imagen de abajo, el ammonite tiene que ser enterrado rápido, en un ambiente anóxico, sin altas temperaturas y sin grandes presiones, luego el tiempo, la química y la geología determinaran los resultados.

Esta placa quedaría bien en nuestro museo
      Algunas de estas piezas fósiles como la de la imagen de abajo pueden llegar alcanzar precios de más de 50.000 dolares, son consideradas piedras preciosas

Espectacular ammonite opalizado con iridiscencias espectaculares





200 dolares cuesta esta formación de prismas de cuarzo como agujas, piezas de este estilo salieron en mina Sarita, yacimiento carbonífero del Bierzo (León)

       La transparencia de estos cuarzos hialinos o cristal de roca es espectacular, como si de una estrella se tratara o la explosión de unos fuegos artificiales, magníficos.

Formación en forma de estrella de cuarzo hialino

      La drusa de cuarzo lechoso de la imagen de abajo tiene una dimensiones enormes, como las de un utilitario pequeño y su peso podría rondar la tonelada
Drusa gigante  de cuarzo lechoso
     Nuestro amigo Rafa quiere reflejar en sus fotos el verdadero espíritu de la feria de Tucson, en cualquier lugar, sin complejos, sobre el suelo y con solo una lona descansan verdaderos tesoros de la tierra extraídos de sus entrañas para deleite de todos nosotros.
Jaima expositiva de geodas de cuarzo, fósiles y como no, el típico camión americano
      Las gemas y riquezas minerales de la Tierra se exhiben en más de 40 lugares distribuidos por toda la ciudad, a la venta en enormes carpas de circo, salas de exposición, hoteles, almacenes y en el excelente Centro de Convenciones de la ciudad. Sin duda una experiencia inolvidable para cualquier amante de estas ciencias. Cada tipo de piedra pulida y áspera y especímenes fósiles y cada tipo de joya facetada que te puedas imaginar se vende en todas partes: sobre mantas en las aceras en plena calle  o en exhibiciones sofisticadas traídas por los mejores museos y coleccionistas del mundo.  
Turmalina rosa y posible albita.






     Las turmalinas son unas de las gemas más apreciadas, es el mineral con mas cromáticas que existe, también su transparencia y su brillo la hacen ser codiciadas por los coleccionistas y gemólogos de todo el mundo. En la mayoría de los casos la determinación química de algunas de ellas es imposible por su composición variable.

Nos pasaríamos horas, mejor dicho días viendo todo con sumo detalle
     Algunos citan que son más de 5000 exhibidores los que se dan cita en esta enorme feria y 400 vendedores de 35 países diferentes, algunos de estos países llevan 40 años participando en esta feria a
nivel mundial.

     Todos los espectáculos son gratuitos, excepto el Tucson Gem & Mineral Show® que se realiza en el Centro de Convenciones, de hecho, Tucson alberga la exposición mas grande de gemas  en el mundo.
Mas metros cuadrados
Algunos parece que utilizan estos cochecitos para desplazarse por la feria debido a su tamaño.

Como si de campos de golf se tratase.
Precioso obelisco
      Para finalizar esta pieza de agata y posible calcedonia lapidada es algo fuera de lo común, me la imagino en nuestra sala expositiva, sin palabra.
Agata lapidada, impresionante...

      Agradecemos a Rafael Arquillo de KUNUGI el reportaje fotográfico realizado en Tucson que nos ha servido para que otra edición más mostremos algo desconocido y maravilloso dentro del mundo mineral, fósil y gemológico único en el mundo.

Así son las cosas y así se las hemos contado.

viernes, 2 de febrero de 2018

SCHEELITA Y OTROS DE MINA CARMELITA II, MONTEARENAS, PONFERRADA (LEÓN)


          La era telemática en la que vivimos, nos permite a golpe de click en nuestro navegador de internet poder acceder a los lugares más recónditos y hacer un viaje o una visita virtual a museos o monumentos históricos, cuando planificamos nuestras vacaciones podemos ver el hotel donde nos alojaremos, las playas o montañas que podemos visitar e incluso programar y concertar casi todas nuestras horas de ocio. Tanta información es interesante y a veces importante, pero no dejamos mucho lugar a la improvisación y a las sorpresas que nos puedan deparar nuestras aventuras.

          Este preámbulo viene a colación de esta salida mineralógica que hemos realizado; previsiblemente no aportaría muchas sorpresas, salvo la suerte de poder encontrar alguna mineralización interesante, pero la "la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida" -que dice la canción-. uno de los componentes del grupo, halló para regocijo de todos, una entrada a una mina invadida por la vegetación y difícil de ver a pesar de las ocasiones que habíamos estado cerca, es un antiguo vestigio minero muy interesante para la historia de nuestro Bierzo y que queremos dejar constancia en este blog de nuestra Asociación.

          Ha sido una jornada de investigación y productiva, como siempre en armonía y buena compañía.

Zona minera, un bonito paisaje casi impracticable en el recorrido minero por la abundante vegetación.
Después de visitar la primera mina nos desplazamos hasta las zeuneritas
    El paso del tiempo y la frondosa vegetación hace que pase desapercibida esta entrada a otra de las galerías de la zona de mina Carmelita a la que citaremos como Carmelita II, esto lo hacemos para diferenciarlas de entre las varias galerías, calicatas y trincheras que hay.

    Otra sorpresa que nos alegro el día ya que no la teníamos localizada hasta la fecha, como se observa en la imagen de abajo estaba  perfectamente camuflada.

Entrada bocamina y limpieza de la abundante vegetación
       Una vez dentro, pasamos a valorar su estado y si era posible seguir adentrándonos en la galería, tanto techo como hastiales estaban en perfectas condiciones, excepto el suelo que tenía una costra considerable de barro desecado, este barro procedía como veremos en fotos siguientes, de los arrastres de materiales del exterior  que se filtraban por  algunas chimeneas existentes, y que con el tiempo y las precipitaciones han  provocado que se introdujeran en la galería principal.

Bocamina

Entrada de la bocamina, con mucho barro y agua en su interior
         Lodos y barro procedentes del exterior que se introdujeron por una de las chimeneas de la mina, estos barros y lodos nos han complicado avanzar en nuestro cometido de seguir investigando mas metros, ya que han servido de freno en el desagüe del agua de la galería, provocando su almacenamiento y conteniendo el agua en una especie de presa.
Arrastres de lodo y barro en la galería principal
        En la imagen donde se encuentra nuestro amigo José Luis, los lodos casi llegan al techo de la mina dejando un pequeño espacio para  pasar de apenas  60cm de ancho, en esta visita no era el momento de ponernos serios con muestreo o toma de notas, era el momento de disfrutar y de valorar posibles incursiones mas rigurosas con la ayuda de nuestro gran  amigo y colaborador  Roberto Matías, ingeniero de minas e investigador científico.
Jose Luis al otro lado de la galería esperando noticias del estado de la mina.
     La foto de abajo muestra el agua almacenada en la parte interna, a causa de  los lodos almacenados en la parte de la salida de la mina, si nos fijamos en el centro de la foto vemos el fondo de la galería de color negro, la luz ya no nos dejaba ver más ni saber hasta donde llegaba, en próxima incursiones veremos que pasa, aproximadamente los metros que se pueden observar y lo recorrido rondan los 50 metros de largo.

Lodos taponando la salida del agua.
     El agua frenaba nuestro empeño de seguir avanzando, volveremos con botas de agua -o como alguno citó-, con el bañador puesto, de lo que no cabe duda es del momento vivido y de la experiencia que disfrutamos, en esta salida que debía de finalizar ya...
Nuestro primer selfi...
       Este es el límite, no seguiremos, es hora de que se ponga fin a estos aventureros, hay que saber que solo es la entrada de la mina y de de aquí en adelante se ponen las cosas difíciles, para ellos una aventura pero para los que tenemos responsabilidades del grupo decidimos hacer unas fotos y de camino a la entrada, premia la seguridad, estamos seguros que no olvidaremos este momento.

Creemos que sus gestos lo dicen todo



Santi sin duda será un referente en nuestra Asociación en un futuro
 Uno de nuestro Benjamines, Santi, le gusta la paleontología, incansable caminante, ya viene de familia, pero sobre todo un aprendiz que día a día nos enseña y nos obliga a caminar junto a el, la fuerza que nos transmite nos reconforta y nos pone firmes en seguir con nuestro proyecto con los más jóvenes.









 Valiente donde los halla, no suelta su piqueta ni un momento, no importa lo grande que sea la roca o si se cae rodando por una ladera es duro como la propia piedra, ha estado ahí escondido aguardando su momento, gracias Santi.

       De camino para casa y con materiales interesantes que investigar, nos vamos satisfechos del día de hoy y con las metas conseguidas.

También comprobamos mas indicios de calicatas y posibles galerías

Trazas de ópalo en el granito de la galería



También y con la ayuda de la lampara UV pudimos comprobar la presencia de las trazas de ópalo que se encuentran entre el granito de la galería.




Scheelita en uno de los astiales de la galería












     Las trazas de scheelita están diseminadas por toda la beta cuarzífera, que se extiende por los laterales de la mina y por el techo









Así son las cosas y así se las hemos contado

lunes, 29 de enero de 2018

CLORITA, DOLOMITA, ESFALERITA Y CUARZO. MINA CASILDA, IGÜEÑA (LEÓN)


       Queremos seguir descubriendo algunas muestras de la riqueza mineral que atesora nuestra tierra y aunque ya habíamos hablado de el, creemos que la belleza de estas fotografías bien merecen un recuerdo y sobre todo que no queden en el olvido.

      Estos dos minerales, la clorita (grupo) y dolomita de mina Casilda, Igüeña, León, son dos bellezas que también nos muestra la paragénesis mineral de esta mina de carbón y que aparte de la antracita y de su riqueza paleobotánica nos ha dado también smitshonita verde, estibina (antimonita), esfalerita (blenda), aragonito, yeso, calcita, cristal de roca, cuarzo ahumado y pirita.

      Mostrar los dos con sus inclusiones y compenetraciones nos permite ver, que tanto la dolomita como la clorita se superponen, la clorita tapiza la dolomita tanto superficialmente como en incrustaciones mas profundas dentro del cristal, a la vez que la dolomita se ha formado como cristales aislados y aéreos sobre la clorita y el cuarzo hialino.

Dolomita y clorita, mina Casilda, Igüeña (León)
El tamaño de la clorita es de1mm aproximadamente





    Estos rosetones de clorita de color verde forman agregados muy estéticos sobre la dolomita
También el cuarzo hialino se encuentra en estas formaciones















     La cromática y la forma romboédrica de la dolomita  hacen un buen conjunto dentro de la muestra mineral






    Cristal flotante de dolomita de color ocre con varios cristales de clorita.















    Una pena que este yacimiento carbonífero esté parado, la escasez de escombros dificulta encontrar mas muestras.

















  La clorita tapiza prismas de cuarzo hialino.












    Unos cristales flotantes y otros con compenetraciones, en muchos casos estos cristales de dolomita aislados no están terminados en sus vértices o aristas, y en las caras del cristal existen también irregularidades en el crecimiento.












 Aquí vemos un prisma de cuarzo hialino atravesando la dolomita y la clorita.








     


        Multitud de cristales prismáticos de cuarzo hialino recubiertos de clorita esferoidal en ausencia de dolomita, otra forma de presentarse.
Otra forma de presentarse la clorita y el cuarzo hialino
       Aquí vemos como el color verde es distinto, en este caso es un color mas claro que el de las muestras que acompañan a la dolomita.

Cristales esferoidales de clorita sobre cristal de roca hialino con hábito prismático como agujas
      Las smitshonitas verdes que han salido de esta mina han sido muy escasas así como las piezas de calidad halladas, ya habíamos indicado  que la smitshonita, carbonato de zinc esta asociada a la esfalerita por oxidación directa y no tardamos en seguir encontrando cristales en la misma zona que la smitshonita junto a pirita, dolomita y clorita como observamos en la imagen de abajo.

Esfalerita sobre matriz de arenisca, pirita, cuarzo y dolomita en la misma zona de la smitshonita
     Estas fotografías están tomadas directamente sobre la roca arenisca del yacimiento carbonífero y montan sobre las pizarras o limolitas que encajan las capas de carbón de una parte de mina Casilda, solo se ha podido recoger las smitshonitas en un lugar en concreto, en el que podían observar una zona de contacto fracturada de areniscas y pizarras que favorecían estas muestras minerales.
Esfalerita, mina Casilda, Igüeña (León)
Esfalerita
Esfaleritas sobre roca arenisca, cristal de roca, pirita, 5mm el cristal más grande de esfalerita.

Así son las cosas y así se las hemos contado