miércoles, 17 de septiembre de 2014

UN PASEO POR LA ANTONINA Y CANTERA STA. BÁRBARA, SOBRADO, LEÓN.

           Cada día es mas complicado acceder a yacimientos  mineros pues los continuos robos y expoliaciones de material  minero y maquinaria hacen que los responsables de las mismas   refuercen los sistemas de seguridad y sean más rigurosos con las personas que acceden a estas minas o canteras.

           Eso también nos lleva a ser más cuidadosos con nuestras incursiones y solicitar previamente nuestra visita para evitar ser confundidos con ladrones o similares.
           La alta tecnología hace que estemos siendo observados y vigilados por cámaras y sensores que nos limitan nuestros movimientos, solo en zonas  muy determinadas nos han dejado recoger muestras, además de la presencia en todo momento del vigilante de la cantera que muy amablemente nos informaba de sitios y zonas de acopio interesantes.

         Desde nuestro organismo agradecemos al gerente de esta cantera las facilidades que nos a dado para realizar nuestra labor de recogida de muestras en las nuevas zonas de arranque y perforación.
Gente nueva y sobre todo gente joven y entusiasta del mundo natural y geológico.
Desde la zona de recogida se ven antiguas oquedades en la pared de la cantera de la extinguida mina Antonina.

      Esta cantera a sufrido grandes modificaciones con la nueva gerencia que ha revitalizado sus movimientos en los avances de la misma y que nos sirve para ver más material mineralógico interesante el cual incrementa nuestro patrimonio mineral y museístico.
Imposible recuperar el aragonito por el peligro de arrastre del bloque geológico.
         En esta voladura a la cual nos hemos acercado podemos visionar zonas kársticas que proliferan en la zona y que nos regalan estos maravillosos aragonitos y calcitas con formas muy diversas.
En esta oquedad de 2 X 2 metros, recogimos alguna muestra.
  
       Las muestras  son impresionantes aquí en la foto de abajo mostramos una de las piezas obtenidas de aragonito donde el blanco impoluto da mas belleza a la muestra mineral.

Aragonito, cantera Sta. Bárbara, Requejo de Portela, Sobrado (León)

Cadena humana para la recogida de piezas
      Todo el mundo colabora en que las muestras no sufran en su recogida y transporte, importante estas actuaciones para posteriormente tener los mejores resultados cuando llevamos las muestras al museo.
Ivo envolviendo muestras en papel de periódico para su conservación.
         Después de  recorrer las diversas bancadas de la cantera nos acercamos  hasta una de las entradas de mina Antonina
Entrada a la mina Antonina, casi imperceptible.
          Casi desapercibida se encuentra una de las más antiguas  entradas  a la mina Antonina, entrada que esta casi colapsada en su interior y con peligro de derrumbe y colapso inminente.

Cinabrio y cerusita, Cantera Sta. Bárbara.
          En las escombreras y también alguna muestra de interior fueron debidamente selecionadas y recolectadas por los asistentes a la salida, no debemos de olvidarnos de la importancia que esta mina ha tenido a nivel mineralógico y coleccionístico siendo reconocido a nivel mundial por la aparición de mineralizaciones muy bellas y exclusivas.

Recogiendo malaquitas, azuritas, galena, calcopirita, hemimorfita, cerusita, smitshonita, rosasita, etc.
        Es muy complicado la recogida de minerales que están dentro de la paragénesis de esta mina aunque con un poquito de paciencia y suerte alguna piececita va para casa.

Preparando la vuelta y selecionando las últimas piezas minerales.
        Otra vez hemos disfrutado por nuestra tierra Berciana en buena compañía y con buena gente, cada día somos más y nuestro proyecto cada día mas en lo alto.

Así son las cosas y así se las hemos contado.

lunes, 8 de septiembre de 2014

LA LEITOSA, IMPRESIONANTE Y GRAN DESCONOCIDA


Desde el mirador de Las Traviesas en La Leitosa, Paradaseca (León) Jose Luis y Juan en busca del oro perdido.
          En una nueva salida en busca de aventuras como nuestro afamado Don Quijote, y tras la llamada en el blog de nuestra Asociación a otros caballeros andantes para tal menester; nos hemos encontrado solos pero bien pertrechados para la lid: Juan y José Luis.
          En esta ocasión, la zona a visitas es la explotación minera romana de oro de la Leitosa, mal llamada "la hermana pobre de las Médulas", cierto es que no tiene la espectacularidad ni la magnitud de ellas, pero si se pueden apreciar las mismas formas de extracción del mineral y el enclave y panorámicas de la zona son mágicas.
          No he encontrado información sobre la toponimia del término Leitosa, quizás sea la denominación que siempre tuvo para los lugareños ese paraje y que en gallego tiene como significado, como la leche o lechosa; la mayor parte de los cantos rodados que se encuentran incrustados entre la arcilla de las paredes de la explotación son de cuarcita y cuarzo lechoso y curiosamente en las inmediaciones de la zona, en la pista que va a Burbia se puede apreciar una pequeña cantera en la que predominan cuarcitas casi reducidas a arena que toman esa tonalidad blanquecina como la leche.

          Nuestro periplo comienza en nuestras "caballerizas" de Bembibre, donde se encuentra nuestro cuartel general, para iniciar la partida hacia Cacabelos, Arborbuena, Villabuena dirección San Pedro de Olleros y al poco de pasar el puente sobre el río Cúa, cogiendo una pista de tierra a salir a la carretera de Pobladura de Somoza a Prado de Paradiña ( hoy Prado de Somoza), y volviendo en dirección a Pobladura hasta coger otra pista que nos lleva hasta casi el primer mirador; Teso Dorrego, con magníficas vistas de toda la explotación y continuando después por la citada pista hacia el segundo mirador el de Las Traviesas, que nos permite una amplia visión de los dos valles y pueblos pueblos contiguos.

          Se calcula que se removieron en busca del preciado mineral, unos 40 millones de metros cúbicos de tierras aluviales, que tras ser lavadas fueron llevadas a la márgen izquierda del río Burbia, donde se pueden apreciar montañas de estériles de hasta veinte metros de espesor; cerca de de estos estériles en los denominados " los prados del Cabildo" -dado que pertenecieron a la Colegiata de Villafranca- se encuentran los restos de edificación del "rimbombante" nombre; Real Fábrica de Hierro Tirado de San Fernando (Fernando VII, siglo XXVIII) para la fabricación de cañones y fusiles, que a pesar de su estratégica ubicación fue descubierta y destruida durante la guerra de la Independencia poco después de su creación.
          Tuvimos la ocasión de recoger unas bellas muestras de minerales; hematites, limonia, goethita irisada, de las que Juan nos informa más detalladamente en este reportaje.

          El regreso desde Pobladura de Somoza lo hicimos en dirección a Valtuille, Pieros, Cacabelos, teniendo la opción de ir a Puente de Rey, Villafranca que dejaremos para una nueva y pronta visita a estos lares.
       Otra bonita e interesante jornada en armonía y buena compañía; y con la imaginación también con los romanos y esclavos buscadores de oro.         

Sulfuros de hierro en pizarra y cuarcitas, pirita, marcasita?

Alteración de los sulfuros de hierro, azufre.

Zona de paso de vehículos limitada para el ganado por transmitir corrientes los cables que cuelgan del artilugio.

         Esta explotación minera romana de oro, seguía el mismo sistema de explotación "ruina momtium" que las Médulas de Carucedo, lo que permite el excelente afloramiento de su estratigrafía.

          Los sedimentos son el resultado de abanicos aluviales en condiciones áridas y semiáridas como resultado de la erosión de los relieves situados al norte. En esta mina destaca la relación del depósito con la estructura que genera los relieves. Así se observa como los depósitos estratificados subhorizontales y muy proximales  son cabalgado en el norte por pizarras del Ordovícico (cabalgamiento de Paradaseca). Este cabalgamiento convergencia sur junto con la falla de Balboa y el de Villafranca, elevan la Sierra de Ancares sobre la cuenca del Bierzo.

          En este yacimiento se puede observar como las capas subhorizontales que se obsevan en el sur, pasan hacia el norte a una discordancia progresiva al chocar contra el cabalgamiento. Este tipo de discordancias indica una actividad simultánea de la sedimentación de los abanicos con el emplazamiento del cabalgamiento.

           Datos del IGME, ( Instituto Geológico y Minero de España) c/ Matemático Pedrayes 25 33005 Oviedo (n.heredia@igme.es)
           F. Martín-González y N. Heredia, Área de Geología. ESCET. Universidad Rey Juan Carlos
           c/ Tulipán s/n Móstoles 28933 Madrid (fidel.martín@aurj.es)
            
Cartel indicativo.
  
Yacimiento aurífero de La Leitosa, Paradaseca (León)





Estas paredes verticales nos muestran la litología y la geometría de los cuerpos sedimentarios formados por conglomerados
(metareniscas y cuarcita) y arenas limosas.











Desde esta imagen de la izquierda  se puede ver la grandiosidad del yacimiento aurífero y la zona más baja sobre una terraza  del río Burbia donde podemos ver los conos  de esteriles de la mina denominadas "Labores de Ribón"
Pagés Valcarlos, et al. CAD. LAB. XEOL. LAXE. 23 (1998)




        

Otra perspectiva del yacimiento aurífero.


A lo lejos y en la foto de la derecha se observan varias pistas paralelas de tierra que llevan a una calicata y una pequeña cantera de áridos donde se encuentran mineralizaciones muy interesantes en la zona de montera o gossan.
Desde este alto de Traviesas (942 m) son  visibles  los distintos estratos de sedimentos de origen aluvial




          En la Cartografía 1/25.000 del Instituto Geográfico Nacional la labor que aparece en la foto de arriba es  designada con el nombre de "Barrancas Rubias", para los trabajos de laboreo el agua era transportada, al menos por dos canales que partían de la ladera oriental de la cresta de Peñas de Torga

Yacimiento aurífero de A Xisterna. Abajo municipio de Prado de Paradiña. I.G.N. 1/25.000
          Por la curiosidad  e interés de este yacimiento de A Xisterna, transcribimos casi la totalidad de la información del tablero del mirador de Las Traviesas en lo alto de la Leitosa. 

           "Tres grandes zanjas paralelas se dibujan en la ladera como valles artificiales que surcan longitudinálmente la cresta de la loma. El matorral verde distorsiona los vivos tonos naranja del sedimento aurífero, en esta caso de utilizó el sistema de zanjas canal. La fuerza del agua sobre la pendiente originaba un desmonte similar a una cárcava, cuyos depósitos era seleccionados y lavados para concentrar el oro. Al pié de la ladera, los estériles originaron un cono de depósitos que en la actualidad están cubiertos también de vegetación que camufla el relieve modificado por los romanos hace 2.000 años"  Esto lo podemos observar con precisión en la foto de arriba.      

      Por tanto definiríamos "Gossans" o "Monteras de hierro" como aquellos afloramientos de rocas que originariamente han contenido sulfuros y  que han sufrido una alteración química y física  a consecuencia de fenómenos atmosféricos como la lluvia, el sol, el viento o las aguas subterráneas que circulan por las capas freáticas. Este fenómeno descompone y altera los sulfuros creándose otras mineralizaciones a través de la lixividación de las rocas (circulación de un liquido a través de una roca) dándoles unos colores rojizos por la transformación de sulfuros originales, principalmente los ricos en hierro, en compuestos óxidados.

Pequeña calicata de cuarcita muy alterada donde afloran los hidróxidos de hierro

          La cantera que se encuentra algo más arriba de la primera calicata actualmente está paralizada y se ha debido extraer  cuarcita muy alterada, no sabemos su utilización pero no se han realizado grandes trabajos en ella.
         Como minerales de colección o de interés geológico hemos recogido cuarzo cristalizado en prismas muy alterados en sus formas y tapizados por patinas de óxidos e hidróxidos de hierro que les dan un color muy peculiar con irisaciones y costras de lo que pudiera ser goethita irisada o lepidocrocita.
        En los grandes bloques de cuarcita que hay contienen cristales y prismas de cuarzo cristalizado lechoso de varios centímetros formando pequeñas geodas, estas geodas no son aprovechables debido a que están cementadas por los hidróxidos de hierro que envuelven los cristales y huecos que contienen los bloques de cuarcita. 

Cuarcita y cuarzo cristalizado con patina de hidróxidos de hiero




 En esta foto alternan las pizarras de la parte superior  de color oscuro, las cuarcitas altamente metaforfizadas tapizadas de cristales de cuarzo muy pequeños con patina de hidróxidos de hierro





Cantera de cuarcita.





Unos estratos de pizarra (Ordovícico) chocan contra esta cantera de cuarcita que limitan los terrenos aluviales y sedimentarios (Terciario) del yacimiento aurífero de  La Leitosa, esta zona (cantera) tan metamorfizada pudiera ser  la consecuencia de la zona de transición de estos terrenos geológicos. En los mismos terrenos de la cantera vemos lo que pudiera ser una pequeña falla observando los estratos disconformes de la misma




        


Después de recorrer todo el entorno de la cantera pudimos encontrar estas magnificas goethitas irisadas con cromáticas con predominio de colores verdes con brillos metálicos.


José Luis con el tesoro encontrado, para la vitrina de nuestro museo.

    Al limpiar las muestras  podemos observar esta maravilla mineral de goethita oolítica irisada o lepidocrocita sobre cristales de cuarzo lechoso y matriz de cuarcita extraída de la zona de montera de la pequeña cantera.
Goethita oolítica irisada o lepidocrocita, en estudio.
      El Fe2+ se oxida a Fe3+ y forma estos hidróxidos de hierro goethita y/o hematites que se depositan en la zona de oxidación del yacimiento.

Hematites y limonita, La Leitosa, Paradaseca (León)

    En la época romana, los gossan eran el principal criterio para el reconocimiento de mineralizaciones  de interés económico, además de ser explotados para la obtención de metales preciosos como el oro o la plata en los niveles más profundos de las zonas oxidadas.

         Desde principios de siglo, el estudio macroscópico de las áreas oxidadas ha sido un criterio para interpretar las mineralizaciones presentes en profundidad. Blanchard, a lo largo de una serie de trabajos recopilados en su libro “Interpretation of Leached Outcrops”  estableció los criterios para reconocer las características de los yacimientos primarios en función de las texturas observadas en las zonas alteradas.


Hematites, La Leitosa, Paradaseca (León)



 Desconocemos si estas mineralizaciones son debidas a montera por oxidación de minerales de hierro o gossan como deposito metalífero, al no tener un estudio más completo de la zona obviamos entrar en mas datos sobre el indicio.

















En nuestra comarca del Bierzo existen otros indicios de este bello mineral  (Villar de las Traviesas, Villagroy, Rozuelo, San Pedro Castañero) etc, aunque siempre con características cristalográficas y cromáticas muy diferenciadas en su presentación como muestra mineral

Goethita oolítica irisada, La Leitosa.




 Observamos que en muchas ocasiones la goethíta forma nódulos de distinto tamaño y hábitos cristalinos que contienen las formas características de este mineral, botroidal, arriñonadas, ooliíticas, radiadas y estalactíticas.












      




 En la rotura de los nódulos u oolitos vemos las formas fibrosoradiales de la parte interna. Esta pieza tiene un brillo metálico de color negro

Goethita.
         Poder visitar  estos yacimientos y zonas de interés geológico además de cultural me lleva a pensar si no se debería de invertir mucho más en actuaciones que lleven a un mayor conocimiento de los mismos. No hemos podido recorrer aquello que teníamos previsto, en breve volveremos pues sabemos que nos quedaron asuntos pendientes por esos lares.

         Esta jornada en compañía de mi amigo Jose Luis me ha transmitido algo especial, recorriendo estos lugares mis ojos no han parado de contener emociones y sensaciones que no puedo plasmar en estos escritos y fotografías pero que me enseñan cada día la necesidad de seguir protegiendo, enseñando e informando de todo lo que la naturaleza nos muestra sin pedir nada a cambio, bueno algo si, que amemos tanto su muestra como ella lo hace, desde el respeto hacia el ser humano y hacia el universo.
        Así son las cosas y así se las hemos contado.

jueves, 4 de septiembre de 2014

FERIA DE ASOCIACIONES BEMBIBRE 2014

Stand donde donde mostramos nuestra Asociación y sus actividades.





Un año más nos presentamos a  este evento que quiere mostrar  nuestra asociación a todos los visitantes de esta feria.
Un gran oportunidad de que sepan quienes somos y que actividades realizamos durante el año además de intentar que más gente se una a nuestro grupo.















Stand de algunas de las asociaciones presentes en esta feria.

Rogelio, geólogo e investigador, Juan (el presi) y Sandra nuestra guerrera todocamino.


Agradecer a todas aquellas personas que de una manera u otra han participado en el desarrollo de esta feria.
Así son las cosas y así se las hemos contado.

sábado, 23 de agosto de 2014

MINA SANTA RITA, SALIENCIA, SOMIEDO, ASTURIAS. 1ª PARTE.


Al fondo la Mina Santa Rita.
Como aperitivo a la ruta-excursión del día 31 de Agosto, que tenemos en lontananza y que esperemos que el tiempo nos acompañe (ni frío ni calor, todo lo contrario), hemos realizado una incursión a la zona a visitar, entre otras cosas para ver sobre el terreno las dificultades que se puedan presentar en la jornada, puesto que es una zona que no nos es familiar y no queremos dejar ningún cabo suelto para que la jornada sea los más apacible posible, las sorpresas siempre pueden surgir, pero que no sea por falta de previsión.

Es muy atrayente y espectacular de por sí el viaje para llegar al destino y que merece la pena disfrutar totalmente, siempre es chocante el cambio panorámico y geográfico después de pasar el puente de las Palomas y asomarse a Babia, todo cambia y parece que somos transportados a otro “mundo”, bellos ambos pero totalmente diferentes, la montaña salvaje y agreste y en el lado opuesto altas laderas también, pero de contornos más suaves y menos exuberancia vegetal, ambas son para deleitarse en todo su esplendor.

      Cada uno de nosotros asimilará la experiencia de manera diferente y personal, a unos les entusiasmará el paisaje a otros la flora, las aves, los lagos, el entorno, el clima, las minas y sus tonalidades cromáticas, las sendas; o todo en su conjunto que es lo deseable, pero siempre hay que tener la mente, y los sentidos alerta para empaparnos de todas las sensaciones que se pueden ofrecer, por tanto, el consejo y el fin de esta apasionante experiencia es. DISFRUTAR, DISFRUTAR Y DISFRUTAR.

           Una salida más en armonía y buena compañía, en esta ocasión acompañados de Carlos, un buen amigo, felizmente reencontrado.
         

Ni un paso atrás.




José Luis se encamina hacia nuestro propósito, conocer la ruta que realizaremos el próximo día 31 de agosto y realizar de una manera más tranquila nuestras investigaciones mineralógicas y geológicas, todas ellas encaminadas a divulgar nuestro patrimonio y riqueza mineral..

Lago de la Cueva.






Las nieblas diurnas nos ha perjudicado en nuestro afán de ramarcar con la fotografía toda la belleza del entorno y sus características geomorfológicas.





  



 Nos encaminamos hacia el nivel 0 de la mina, por esta galería corre un pequeño remanente de aguas que por lo que sabemos siempre alimentan al lago que en cotas más bajas se aprovecha de esta circunstancia.

Nivel 0  de la explotación minera.
          Paralelas estas dos galerías que vemos en la foto de abajo se sitúan unos metros más arriba, las  galerías tienen una configuración diferente la de la derecha es bocamina y  llana, la segunda esta perforada como plano inclinado con una inclinación media, por la que corresponde al pozo inclinado todavía se ven vestigios de los restos de partes de las infraestructuras de la cinta transportadora que extraía el mineral de hierro (hematites)
Nivel 1 boca mina y pozo inclinado

Pozo inclinado nivel 1.




En algunas zonas de colapso se encuentran algunas pequeñas drusas de calcita y dolomita de gran belleza.









Este pozo inclinado por el cual se extraía el mineral conserva las zapatas de hormigón donde iban ancladas las partes de la cinta transportadora, solo unos metros nos sirvieron para ver la profundidad del mismo, desconocemos cuantos metros tenía el pozo...



Manganeso, muy presente en el yacimiento.

Geodina en el interior de la mina.

Intratable, Sandra con su Olifante o cuerno de llamada.



Dentro del pozo y entre los escombros de partes de la galería colapsada vemos trazas de lo que pudiera ser   dióxido de manganeso (pirolusita) además de multitud de geodinas en los astiales de la galería o pozo vertical. La roca en la cual esta perforado el pozo (dolomía) debió de sufrir una importante lixiviación y precipitación de minerales ferrosos por disolución a consecuencia de las aguas subterráneas de ahí la cromática que se observa en todo el pozo, también existen unos lodos en el suelo del pozo debidos a escorrentías y filtraciones que se producen en el invierno y que erosionan la roca muy kárstica que favorece este proceso.














Desde tiempos inmemoriables comunicarse entre los seres humanos ha sido de vital importancia para el desarrollo de los mismos, sirviendo de llamada de alarma, para la caza o para la guerra, el olifante se utilizó desde la prehistoria hasta la edad media aunque hoy también es utilizado por grupos que escenifican situaciones de tiempos remotos.

 
          Las restauraciones de esta mina son aceptables, las escombreras y lo que queda de restos mineros creemos que son algo que perfectamente se puede envolver en el entorno, siendo parte del paraje y que no entraña un impacto visual  que desconecte lo natural de lo artificial.

          Otro caso serán las aguas que proceden de todo el complejo minero y que a través del drenaje de la mina y zonas explotadas a cielo abierto produzcan aguas altamente ácidas por la descomposición los sulfuros y  óxidos de hierro que contaminen las aguas existentes tanto en los lagos como las que atraviesan el complejo kárstico llegan valles abajo a localidades.

          Bien es sabido que este problema es uno de los más importantes a nivel medioambiental en yacimientos mineros de este tipo en todo el mundo.

         Según investigaciones la geoquímica de estos lugares es reducida y modificada neutralizando la acidez e inmovilizando las partículas metálicas  debido a su ecosistema (microsistema especifico para la zona) que depura de forma natural las aguas a través de la flora del entorno, suponemos que esto se ha tenido en cuenta en los estudios preliminares de restauración, lo desconocemos.
Parte de escombrera restaurada.
Bloque de dolomita con geodas múltiples.



En las partes más bajas de las escombrera restauradas y en zonas muy específicas encontramos bloques de todos los tamaños con formas predominantemente redondeadas que contienen geodas de dolomita, estos bloques están compactados por arcillas y hematites además de dolomía en forma masiva
Drusa de dolomita


Juan, Ivo y Jose Luis.







Esta pieza de dolomita (drusa) es una de las que muestran su belleza aunque las patinas férricas tapicen sus cristales











Cansados pero contentos de poder visionar estas dolomitas y calcitas tan bonitas, fotos y más fotos.
Más dolomita formando costras en todo el bloque

         Las casualidades existen y sobre todo si nos ocurre a nosotros, debemos de estar tocados por la barita mágica, juzgen ustedes........

Preciosa geoda de dolomita, 15cm x10cm








Dolomita























Formando una rosa esta bella dolomita de forma esferoidal.



Comglomerado cristalino.

Hematites especularita.



Esta complejidad cristalográfica nos enseña los caprichos de la naturaleza a la hora de formarse los cristales y las formas cristalinas en este conglomerado dolomítico.









Hematites muy estético y en matriz de dolomía, todavía se puede observar la peculiaridad del brillo metálico asemejandose a un espejo, la variedad  especularita (especular) ya la conocían los egipcios que utilizaban este mineral como espejo. Muchas tumbas egipcias contenían este variedad mineralógica con estas características
Hematites sobre dolomía

Camino a una de las galerías principales de laboreo.

Socavón de la mina

Múltiples huellas de extracción según los sistemas de trabajo.


Parte más profunda del socavón

Muestra de dolomita con patina de hematite ocre.

















Después de visionar las escombreras y datar los minerales accedemos hasta una de las galerías por encima de las escombreras restauradas, creemos que se debió de utilizar como taller u otra instalación parecida por las dimensiones y por sus restos todavía visibles dentro de ella.






 Dentro de la galería y como podéis observar las dimensiones son espectaculares, esta galería está comunicada con un socabón y minado en el cual se pueden observar casi colapsados niveles y restos de raíles de antiguos talleres de arranque mineral.











Como un queso de gruyer, estos restos de la ya estinguida Mina Santa Rita nos muestran todavía hoy la grandeza de aquellos que con su esfuerzo y trabajo llenaron de riqueza a comarcas enteras, dando calidad prosperidad a sus habitantes










Restos de trozos de raíles que posiblemente sean de galerías colapsadas por los derrumbes de la mina




Geoda de dolomita y calcita












Salida al socavón de la mina









Dentro de la galería existen geodas de pequeño tamaño que contienen cristales de dolomita y calcita cristalizada, esta preciosa foto ha sido realizada por Jose Luis que siempre refleja con claridad las formas minerales a traves de la fotografía












Esta parte de galería tan enorme corresponde a la salida exterior del socavón de la mina vista desde fuera.



Restos de las instalaciones mineras

Lago de la Mina o Laguna Almagrera.



Parece un lanzamisiles esta tubería que posiblemente sirviera para transportar mineral o líquidos, nosotros desconocemos la función pero tiene su belleza.





Descendiendo hasta la zona baja para observar la zona de Lapiaz.




Esta pequeña laguna se encuentra seca practicamente todo el año, posiblemente por el minado de la mina y por sus oquedades kársticas, de todas es la más pequeñas de las circundantes, la humedad y los sedimentos favorecen los pastos donde pastan libremente vacas y erales.

Lago Cerveriz
          Según nos han informado las profundidades de estos lagos  varían entre los 2m del Lago de la Mina hasta los 50m del Lago Calabazosa que es el más profundo de la cordillera Cantábrica. Por la presencia de algunas construcciones suponemos que las aguas de estos lagos son utilizadas para la producción de energía eléctrica

Alto Calabazosa
          Un lapiaz o lenar es un surco o acanaladuras de varias dimensiones, separado por tabiques o paredes de roca en algunos casos agudos, estas formaciones son la  consecuencia del modelado kárstico de las rocas carbonatadas por disolución superficial de la caliza provocado por las aguas de  escorrentías. Sus dimensiones son decimétricas, aunque en profundidad pueden superar la decena de metros. 

Lapiaz




En la zona más baja observamos la zona de Lapiaces que se distinguen del entorno por su color más claro
A través del Lapiaz













Pasando por la zona mencionada de camino al Lago de Calabazosa, tendremos que descender por un pequeño camino de piedra hasta llegar al nivel del lago.



Lago Calabazosa.
          Desde el alto de Calabazosa podemos observar parte del complejo lacustre del Parque de Somiedo, en este caso el Lago de Calabazosa, en cotas más altas y por encima de este lago se encuentran otras dos lagunas de deshielo
Abrevadero natural par el ganado vacuno (no es el caso)
          En esta foto de arriba vemos un pequeño indicio de lo que pensamos que  pudiera ser una surgencia kárstica que proviene de zonas mas altas o filtraciones de lagunas de deshielo sobre el lago Calabazosa.
Desde lo más alto la belleza del lago de la Cueva es impresionante
 


Cansados pero con el trabajo conseguido iniciamos el camino de casa.














 
De regreso accedemos a zonas de cota superior, desde aquí las vistas son inmejorables dándonos cuenta de lo grandioso de la naturaleza y de la
geomorfología del lugar.



Visual del complejo minero









Podemos imaginar lo duro de los trabajos mineros de estos lugares tan remotos, frío con temperaturas que a partir de finales de diciembre llegan por debajo de los 10º bajo cero, intensas lluvias y nieblas tan espesas que si sales de los caminos marcados y según los guardias del parque te pierdes  y desorientas, la orografía de los terrenos dificultan también en demasía circular y trabajar por las zonas mineras. Sin duda colosos mineros.


        Desde que caminamos por las montañas y caminos, desde que visitamos decenas de yacimientos mineros y minas, siempre hay algo especial allá donde vamos, la magia que envuelve estos lugares hacen de nosotros unos meros observadores de lo que la madre tierra nos enseña, enseña con temor.

       Ese temor es que no protejamos lo que como ser humanos nos pertenece, que no valoremos lo que nos regala, que no divulgemos sus enseñanzas de una forma racional y con respeto, si no lo hacemos así seremos simples expoliadores de nuestra propia tierra.
     Poder recorrer estos lugares, recoger datos, fotos, demarcar indicios minerales en la mina y escombreras nos han llenado de  satisfacción y abierto el camino para posteriores investigaciones que lleven al conocimiento de nuestra riqueza mineral, geológica y patrimonial.
         Agradezco a mis compañeros de salida, Ivo, Pregal, Carlos y  Sandra el compromiso y su esfuerzo en este empeño, gracias compis.

Así son las cosas y así se las hemos contado.