sábado, 23 de agosto de 2014

MINA SANTA RITA, SALIENCIA, SOMIEDO, ASTURIAS. 1ª PARTE.


Al fondo la Mina Santa Rita.
Como aperitivo a la ruta-excursión del día 31 de Agosto, que tenemos en lontananza y que esperemos que el tiempo nos acompañe (ni frío ni calor, todo lo contrario), hemos realizado una incursión a la zona a visitar, entre otras cosas para ver sobre el terreno las dificultades que se puedan presentar en la jornada, puesto que es una zona que no nos es familiar y no queremos dejar ningún cabo suelto para que la jornada sea los más apacible posible, las sorpresas siempre pueden surgir, pero que no sea por falta de previsión.

Es muy atrayente y espectacular de por sí el viaje para llegar al destino y que merece la pena disfrutar totalmente, siempre es chocante el cambio panorámico y geográfico después de pasar el puente de las Palomas y asomarse a Babia, todo cambia y parece que somos transportados a otro “mundo”, bellos ambos pero totalmente diferentes, la montaña salvaje y agreste y en el lado opuesto altas laderas también, pero de contornos más suaves y menos exuberancia vegetal, ambas son para deleitarse en todo su esplendor.

      Cada uno de nosotros asimilará la experiencia de manera diferente y personal, a unos les entusiasmará el paisaje a otros la flora, las aves, los lagos, el entorno, el clima, las minas y sus tonalidades cromáticas, las sendas; o todo en su conjunto que es lo deseable, pero siempre hay que tener la mente, y los sentidos alerta para empaparnos de todas las sensaciones que se pueden ofrecer, por tanto, el consejo y el fin de esta apasionante experiencia es. DISFRUTAR, DISFRUTAR Y DISFRUTAR.

           Una salida más en armonía y buena compañía, en esta ocasión acompañados de Carlos, un buen amigo, felizmente reencontrado.
         

Ni un paso atrás.




José Luis se encamina hacia nuestro propósito, conocer la ruta que realizaremos el próximo día 31 de agosto y realizar de una manera más tranquila nuestras investigaciones mineralógicas y geológicas, todas ellas encaminadas a divulgar nuestro patrimonio y riqueza mineral..

Lago de la Cueva.






Las nieblas diurnas nos ha perjudicado en nuestro afán de ramarcar con la fotografía toda la belleza del entorno y sus características geomorfológicas.





  



 Nos encaminamos hacia el nivel 0 de la mina, por esta galería corre un pequeño remanente de aguas que por lo que sabemos siempre alimentan al lago que en cotas más bajas se aprovecha de esta circunstancia.

Nivel 0  de la explotación minera.
          Paralelas estas dos galerías que vemos en la foto de abajo se sitúan unos metros más arriba, las  galerías tienen una configuración diferente la de la derecha es bocamina y  llana, la segunda esta perforada como plano inclinado con una inclinación media, por la que corresponde al pozo inclinado todavía se ven vestigios de los restos de partes de las infraestructuras de la cinta transportadora que extraía el mineral de hierro (hematites)
Nivel 1 boca mina y pozo inclinado

Pozo inclinado nivel 1.




En algunas zonas de colapso se encuentran algunas pequeñas drusas de calcita y dolomita de gran belleza.









Este pozo inclinado por el cual se extraía el mineral conserva las zapatas de hormigón donde iban ancladas las partes de la cinta transportadora, solo unos metros nos sirvieron para ver la profundidad del mismo, desconocemos cuantos metros tenía el pozo...



Manganeso, muy presente en el yacimiento.

Geodina en el interior de la mina.

Intratable, Sandra con su Olifante o cuerno de llamada.



Dentro del pozo y entre los escombros de partes de la galería colapsada vemos trazas de lo que pudiera ser   dióxido de manganeso (pirolusita) además de multitud de geodinas en los astiales de la galería o pozo vertical. La roca en la cual esta perforado el pozo (dolomía) debió de sufrir una importante lixiviación y precipitación de minerales ferrosos por disolución a consecuencia de las aguas subterráneas de ahí la cromática que se observa en todo el pozo, también existen unos lodos en el suelo del pozo debidos a escorrentías y filtraciones que se producen en el invierno y que erosionan la roca muy kárstica que favorece este proceso.














Desde tiempos inmemoriables comunicarse entre los seres humanos ha sido de vital importancia para el desarrollo de los mismos, sirviendo de llamada de alarma, para la caza o para la guerra, el olifante se utilizó desde la prehistoria hasta la edad media aunque hoy también es utilizado por grupos que escenifican situaciones de tiempos remotos.

 
          Las restauraciones de esta mina son aceptables, las escombreras y lo que queda de restos mineros creemos que son algo que perfectamente se puede envolver en el entorno, siendo parte del paraje y que no entraña un impacto visual  que desconecte lo natural de lo artificial.

          Otro caso serán las aguas que proceden de todo el complejo minero y que a través del drenaje de la mina y zonas explotadas a cielo abierto produzcan aguas altamente ácidas por la descomposición los sulfuros y  óxidos de hierro que contaminen las aguas existentes tanto en los lagos como las que atraviesan el complejo kárstico llegan valles abajo a localidades.

          Bien es sabido que este problema es uno de los más importantes a nivel medioambiental en yacimientos mineros de este tipo en todo el mundo.

         Según investigaciones la geoquímica de estos lugares es reducida y modificada neutralizando la acidez e inmovilizando las partículas metálicas  debido a su ecosistema (microsistema especifico para la zona) que depura de forma natural las aguas a través de la flora del entorno, suponemos que esto se ha tenido en cuenta en los estudios preliminares de restauración, lo desconocemos.
Parte de escombrera restaurada.
Bloque de dolomita con geodas múltiples.



En las partes más bajas de las escombrera restauradas y en zonas muy específicas encontramos bloques de todos los tamaños con formas predominantemente redondeadas que contienen geodas de dolomita, estos bloques están compactados por arcillas y hematites además de dolomía en forma masiva
Drusa de dolomita


Juan, Ivo y Jose Luis.







Esta pieza de dolomita (drusa) es una de las que muestran su belleza aunque las patinas férricas tapicen sus cristales











Cansados pero contentos de poder visionar estas dolomitas y calcitas tan bonitas, fotos y más fotos.
Más dolomita formando costras en todo el bloque

         Las casualidades existen y sobre todo si nos ocurre a nosotros, debemos de estar tocados por la barita mágica, juzgen ustedes........

Preciosa geoda de dolomita, 15cm x10cm








Dolomita























Formando una rosa esta bella dolomita de forma esferoidal.



Comglomerado cristalino.

Hematites especularita.



Esta complejidad cristalográfica nos enseña los caprichos de la naturaleza a la hora de formarse los cristales y las formas cristalinas en este conglomerado dolomítico.









Hematites muy estético y en matriz de dolomía, todavía se puede observar la peculiaridad del brillo metálico asemejandose a un espejo, la variedad  especularita (especular) ya la conocían los egipcios que utilizaban este mineral como espejo. Muchas tumbas egipcias contenían este variedad mineralógica con estas características
Hematites sobre dolomía

Camino a una de las galerías principales de laboreo.

Socavón de la mina

Múltiples huellas de extracción según los sistemas de trabajo.


Parte más profunda del socavón

Muestra de dolomita con patina de hematite ocre.

















Después de visionar las escombreras y datar los minerales accedemos hasta una de las galerías por encima de las escombreras restauradas, creemos que se debió de utilizar como taller u otra instalación parecida por las dimensiones y por sus restos todavía visibles dentro de ella.






 Dentro de la galería y como podéis observar las dimensiones son espectaculares, esta galería está comunicada con un socabón y minado en el cual se pueden observar casi colapsados niveles y restos de raíles de antiguos talleres de arranque mineral.











Como un queso de gruyer, estos restos de la ya estinguida Mina Santa Rita nos muestran todavía hoy la grandeza de aquellos que con su esfuerzo y trabajo llenaron de riqueza a comarcas enteras, dando calidad prosperidad a sus habitantes










Restos de trozos de raíles que posiblemente sean de galerías colapsadas por los derrumbes de la mina




Geoda de dolomita y calcita












Salida al socavón de la mina









Dentro de la galería existen geodas de pequeño tamaño que contienen cristales de dolomita y calcita cristalizada, esta preciosa foto ha sido realizada por Jose Luis que siempre refleja con claridad las formas minerales a traves de la fotografía












Esta parte de galería tan enorme corresponde a la salida exterior del socavón de la mina vista desde fuera.



Restos de las instalaciones mineras

Lago de la Mina o Laguna Almagrera.



Parece un lanzamisiles esta tubería que posiblemente sirviera para transportar mineral o líquidos, nosotros desconocemos la función pero tiene su belleza.





Descendiendo hasta la zona baja para observar la zona de Lapiaz.




Esta pequeña laguna se encuentra seca practicamente todo el año, posiblemente por el minado de la mina y por sus oquedades kársticas, de todas es la más pequeñas de las circundantes, la humedad y los sedimentos favorecen los pastos donde pastan libremente vacas y erales.

Lago Cerveriz
          Según nos han informado las profundidades de estos lagos  varían entre los 2m del Lago de la Mina hasta los 50m del Lago Calabazosa que es el más profundo de la cordillera Cantábrica. Por la presencia de algunas construcciones suponemos que las aguas de estos lagos son utilizadas para la producción de energía eléctrica

Alto Calabazosa
          Un lapiaz o lenar es un surco o acanaladuras de varias dimensiones, separado por tabiques o paredes de roca en algunos casos agudos, estas formaciones son la  consecuencia del modelado kárstico de las rocas carbonatadas por disolución superficial de la caliza provocado por las aguas de  escorrentías. Sus dimensiones son decimétricas, aunque en profundidad pueden superar la decena de metros. 

Lapiaz




En la zona más baja observamos la zona de Lapiaces que se distinguen del entorno por su color más claro
A través del Lapiaz













Pasando por la zona mencionada de camino al Lago de Calabazosa, tendremos que descender por un pequeño camino de piedra hasta llegar al nivel del lago.



Lago Calabazosa.
          Desde el alto de Calabazosa podemos observar parte del complejo lacustre del Parque de Somiedo, en este caso el Lago de Calabazosa, en cotas más altas y por encima de este lago se encuentran otras dos lagunas de deshielo
Abrevadero natural par el ganado vacuno (no es el caso)
          En esta foto de arriba vemos un pequeño indicio de lo que pensamos que  pudiera ser una surgencia kárstica que proviene de zonas mas altas o filtraciones de lagunas de deshielo sobre el lago Calabazosa.
Desde lo más alto la belleza del lago de la Cueva es impresionante
 


Cansados pero con el trabajo conseguido iniciamos el camino de casa.














 
De regreso accedemos a zonas de cota superior, desde aquí las vistas son inmejorables dándonos cuenta de lo grandioso de la naturaleza y de la
geomorfología del lugar.



Visual del complejo minero









Podemos imaginar lo duro de los trabajos mineros de estos lugares tan remotos, frío con temperaturas que a partir de finales de diciembre llegan por debajo de los 10º bajo cero, intensas lluvias y nieblas tan espesas que si sales de los caminos marcados y según los guardias del parque te pierdes  y desorientas, la orografía de los terrenos dificultan también en demasía circular y trabajar por las zonas mineras. Sin duda colosos mineros.


        Desde que caminamos por las montañas y caminos, desde que visitamos decenas de yacimientos mineros y minas, siempre hay algo especial allá donde vamos, la magia que envuelve estos lugares hacen de nosotros unos meros observadores de lo que la madre tierra nos enseña, enseña con temor.

       Ese temor es que no protejamos lo que como ser humanos nos pertenece, que no valoremos lo que nos regala, que no divulgemos sus enseñanzas de una forma racional y con respeto, si no lo hacemos así seremos simples expoliadores de nuestra propia tierra.
     Poder recorrer estos lugares, recoger datos, fotos, demarcar indicios minerales en la mina y escombreras nos han llenado de  satisfacción y abierto el camino para posteriores investigaciones que lleven al conocimiento de nuestra riqueza mineral, geológica y patrimonial.
         Agradezco a mis compañeros de salida, Ivo, Pregal, Carlos y  Sandra el compromiso y su esfuerzo en este empeño, gracias compis.

Así son las cosas y así se las hemos contado.

jueves, 7 de agosto de 2014

RUTA DE INTERÉS GEOLÓGICO E HISTÓRICO (LAGOS DE SALIENCIA Y MINA SANTA RITA)

Salida a los Lagos de Saliencia, Asturias
Lagos de Saliencia

31 de agosto de 2014, domingo.

Horario e itinerario

El autobús de la Excma Diputación Provincial de León saldrá de la Estación de Autobuses de Bembibre a las 8:00 de la mañana y tendrá una segunda parada en Ponferrada, Plaza de Lazúrtegui a las 8:30. El viaje hasta Torrestío será sin paradas, con llegada prevista hacia las 10:00. A partir de éste momento, el camino será a pié, y el autobús permanecerá en ésta localidad hasta la tarde.
Iniciaremos la marcha, de unos 4 km hasta el primer punto de encuentro en el parking situado en el Alto de la Farrapona. Desde aquí, se tomará la senda hacia los lagos, y aproximadamente a 1 km se llegará al segundo punto de encuentro; las minas de hierro, donde está previsto llegar a eso de las 12:00. Desde éste momento, hasta la hora de comer, se hará un recorrido por el yacimiento minero donde todavía se pueden ver vestigios de la actividad extractiva de tiempos pasados.
La comida está prevista a eso de las 14:30. Tras la comida, el horario será libre hasta las 17:00, pudiendo dedicarse al descanso o a visitar más zonas de la mina o de los lagos, a elección de cada uno.
A las 17.00 horas se inicia la vuelta a Torrestío. Nos reuniremos en el segundo punto de encuentro, y desde ahí se iniciará el descenso hacia el pueblo, donde está previsto coger el autobús de vuelta hacia las 19:00.
La llegada a Ponferrada está prevista para las 20:30, y a Bembibre a las 21:00. Las paradas se harán en el lugar de origen.

Estos horarios son orientativos pudiendo modificarse alguno de ellos dependiendo de las necesidades de la actividad. Está previsto el concurso de un coche de apoyo, por si fuera necesario (en estudio)
Él entorno de los Lagos de Saliencia es uno de los parajes más espectaculares del occidente asturiano, formando parte del P.N. de Somiedo. Se puede acceder a esta zona, tanto desde Asturias, por carretera asfaltada hasta el Alto de la Farrapona, como desde León; por carretera asfaltada hasta Torrestío y luego por pista de tierra hasta el Alto de la Farrapona.


Tramos de la ruta.

    •    Tramo rojo – Torrestío Alto de la Farrapona, 4,14 Km.
    •    Tramo azul – Alto de la Farrapona – Parte superior de la mina, 3,12 Km.
    •    Tramo verde – Ruta por los lagos, 3,51 Km.
    •    Tramos amarillos – Accesos a puntos de interés 1, 2, 3, 4 y 5.
    •    Estrella roja – Primer y segundo puntos de encuentro.

Añadir leyenda
La ruta a pié

La subida desde Torrestío hasta el Alto de la Farrapona, no tiene dificultad alguna, ya que se trata de una pista de tierra. El recorrido, marcado en rojo en el croquis, es de unos 4 Km, y durante el mismo merece la pena echar la vista atrás y apreciar la bella panorámica del valle, con las Ubiñas al fondo.




Mina Santa Rita.

Vista General de la Mina Santa Rita desde la Ruta Azul. A la derecha, las escombreras.

Desde la Farrapona, mirando al oeste, se pueden ver los farallones rojizos bajo los cuales se encuentra la Mina Santa Rita, con su tesoro de hierro. Tras atravesar el parking, se debe tomar hacia la izquierda, por una pista de tierra, marcado en azul en el croquis, que nos introducirá de lleno en los lagos. Tras andar algo más de 1 km, alcanzaremos a dar vista al Lago de la Cueva, a nuestra izquierda: ahora la mina ya está a tiro de piedra.
Tras bordear en altura la costa norte del Lago, dejando a la derecha un bonito farallón calizo, damos vista a la base de la mina: la primera escombrera, que llega hasta la orilla del Lago, presidida por la bocamina correspondiente al nivel 0 de la explotación. Se trata éste del Punto de Interés 1, marcado en amarillo en el croquis.
Levantando la vista, y un poco más a la derecha, se pueden ver las bocaminas gemelas correspondientes al nivel 1, justo por debajo del camino, que haciendo tornos, nos llevará ascendiendo por la ladera hasta la parte superior de la mina. Se trata éste del Punto de Interés 2, marcado en amarillo en el mapa. De aquí hacia arriba, por toda la ladera, se pueden ver restos de la explotación minera; muros, escombreras y arriba del todo la parte baja del hueco principal.
Siguiendo la ruta, se deja la mina a la izquierda y se llega al primer torno en la base de la ladera. A la derecha, sale un camino que nos lleva hacia las escombreras del norte, que dan vista hacia el Valle de Saliencia, marcadas en amarillo en el croquis como Punto de Interés 3. Tomando la ruta hacia la izquierda, comienza la subida hacia la parte superior de la mina, que nos tomará otros tres tornos y alrededor de 1 km, antes de alcanzar la collada, y la vista sobre el Lago de la Mina, el más pequeño, que suele secarse totalmente en verano. Desde éste punto, siguiendo el camino marcado y ganando altura, sólo quedan unos 500 metros hasta la parte superior del hueco principal. A mitad de la cuesta, entre el segundo y tercer torno, sale hacia la derecha un camino que nos permitirá dar vista al interior del vaso de la explotación. Otro tanto sucede al llegar a lo alto de la collada. Se trata de los Puntos de Interés 4 y 5, marcados ambos en amarillo en el croquis.
Espectacular.
Vista del Lago de la Cueva, con la Mina Santa Rita al fondo. Bocamina de nivel 0 en el centro, sobre la escombrera, y tornos primero y segundo del tramo azul de la ruta.


Si desde la collada, en lugar de ganar altura para acercarnos a la mina, optamos por el camino de la izquierda y seguimos la ruta marcada en verde, podremos dar un paseo de unos 3 km por el resto de lagos; desde este punto, y en orden de aparición: Lago de Cerveriz y Lago Calabazosa.
En verde está marcada la ruta para volver al Lago de la Mina, pasando por el Alto Calabazosa, pero también se puede optar por descender por el sur hacia el Lago de la Cueva e incorporarse de nuevo a la ruta azul justo a la entrada de los lagos.
Se trata de una zona sin arbolado, y de dimensiones reducidas, así que no tiene mucha pérdida. Las opciones son múltiples y resulta sencillo moverse en cualquier dirección. Toda la ruta tiene dificultad baja, siendo los desniveles la única complicación. En todo caso, son frecuentes los carteles indicadores y explicativos; no se debe olvidar que se trata de un espacio natural protegido.

La Mina

Las primeras noticias que se tienen de la extracción del hierro en esta mina se remontan a 1805, fecha en la que se fabricaron ocho cañones de gran calidad. En la segunda década del siglo XX la explotación se efectuaba a cielo abierto, y tras un largo periodo de inactividad, la empresa Minas de Somiedo S.A. reabrió la mina en 1956, con minería de interior. A comienzos de los años 60 trabajaban en ella 300 obreros, que en 1967 llegarían a extraer una media de 100 toneladas/hora. A comienzos de los 70 la producción se cifraba en 80000 toneladas anuales.
El método de explotación era el de subniveles descendentes en cámara vacía, descargándose el mineral en un pozo vertical que finalizaba en la galería principal de arrastre, desde la que por medio de cintas transportadoras el mineral era llevado hasta el exterior. Las reservadas probables estimadas eran de 20 millones de toneladas, de las que 7 eran seguras, según la empresa.
Una vez lavado el mineral con las aguas del cercano lago de La Cueva, este era transportado mediante camiones hasta Torrestío, y desde allí, atravesando el Puerto Ventana, hasta Teverga, desde dónde era remitido a las siderurgias de Mieres o Gijón mediante ferrocarril.

Bocaminas (www.mtiblog.com)
 Bocaminas gemelas correspondientes al nivel 1 de explotación.

A partir de 1973, coincidiendo con la baja cotización del mineral de hierro, la empresa comenzaría a suministrar hematites de alta ley a las fábricas de pinturas y pigmentos, siendo Málaga uno de los destinos de mayor consumo, actividad que se prolongaría hasta 1978, fecha en la que cerró la mina. En 1988 hubo intentos de reactivación, que fueron paralizados al declararse la zona Parque Natural. Fue, por tanto, la última mina de hierro asturiana en actividad.
Son reconocibles hoy en día la galería del nivel 0 y las dos paralelas del nivel 1, una de ellas plana y la otra descendente, además de parte de las escombreras y las huellas dejadas por la extracción a cielo abierto. Es probable que estas galerías se comuniquen mediante chimeneas con las labores superiores al exterior.
En 1994 se acometieron las primeras tareas de restauración de la zona, que se completaron a partir del año 2006.





lunes, 4 de agosto de 2014

VACACIONESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS


 Nos esperan grandes paisajes y mejores vivencias............

 Paisajes Naturales de Nuestro Planeta I - El Edén


         Bueno amigos socios y asiduos de nuestro blog, durante este mes de agosto nos tomaremos una pequeña pausa en nuestro cometido aunque esto no significa que estemos parados pues debéis de estar atentos al blog debido a la excursión que realizaremos en colaboración con La Excma Diputación Provincial de León a Torrestío,  Lagos de  Saliencia y mina Santa Rita el día 31 de agosto (domingo) dentro del Parque Natural de Somiedo y Reserva de la Biosfera.
Para ello ya se os informara debidamente a primeros de agosto (abierta lista de reservas)

Esperamos que todos paséis unas felices vacaciones en compañía de vuestras familias y amigos y que este verano sea el revulsivo que nos lance a la felicidad.
                                                             

FELIZ VERANO.

12 fotografías panorámicas de paisajes naturales (escenarios del campo)
"YO, GOLPEANDO CONSTANTEMENTE CON MI MARTILLO LA COSTA ROCOSA,
CON MIS GOLPES VOY CONVIRTIENDO LOS ANDES EN POLVO Y CON EL POLVO VOY CUBRIENDO MI LECHO;
ASÍ EN OTRA EDAD,
CONSTRUIRÉ UN CONTINENTE NUEVO PARA HOMBRES MEJORES"



Estar atentos al blog en estos días se pondrá la hoja de ruta de la excursón.



jueves, 24 de julio de 2014

LABANIEGO 2014


Bocamina de pozo inclinado La Fontanona.  Sin rostro visible y en la bocamina de esta mina de carbón en el ocaso, antiguos mineros, mujeres de mineros, nieta de minero, hermana de minero, cuñada de minero y sobre todo amigos de mineros que un día vieron en esta profesión una manera de ganarse la vida dignamente, aún sabiendo el tributo que se debe de pagar.
Después de una noche de lluvia torrencial y pensando que tendríamos que suspender la excursión (para hacer un arca y meter en ella a todas las especies de animales en ellas como hiciera en su día Noé), aguantamos el tipo y esperamos a lo que nos deparara la mañana.

El día amaneció muy nuboso y con brumas, amenazando llover en cualquier momento, pero como aventureros que somos, acudimos a la cita del lugar de salida, los siguientes intrépidos: Enrique, Rocío, Marcos, Jorge, Estefanía, Juan, Balbi, Paula, Marta, Pili, José Luis e Isabel, ya en el segundo punto de encuentro en Labaniego, se incorporaron Cami, Julia y Alex.

La salida la iniciamos en la coqueta iglesia y cementerio de Labaniego, donde existe un amplio aparcamiento para los coches, iniciando la andadura hacia la Laguna del Ratón, pasando por numerosas escombreras de antiguas minas de carbón, algunos de los participantes, y sobre todo los niños que nos acompañaban, tuvieron la experiencia de adentrarse por primera vez y solamente unos escasos metros, en alguna bocamina en las que no existe peligro, entre otras por la segura entibación que se les practicó en su día y la experiencia de algunos integrantes del grupo en las actividades mineras.

La ventaja de ser una mañana húmeda y de bajas temperaturas nos recompensa con los fragancias de la hierba mojada, los árboles, las plantas aromáticas (hinojos, tomillos, hipéricos, cantuesos, etc.) y en algunos tramos de la ruta una “invasión” de  numerosas, inquietas y multicolores mariposas de todo tipo que hicieron las delicias de la comitiva.

Otra de las innumerables ventajas de las variadas rutas que han trazado en este recóndito, cercano y precioso pueblo, es el paisaje que nos muestra y el fabuloso bosque que atesora y que incluso en días de altas temperaturas se puede caminar sin grandes esfuerzos ni calores..

A nivel de fósiles del carbonífero es una delicia poder contemplar tanta variedad de helechos, annularias, cordaites, stigmarias, sigillarías, calamites y un extenso etc, en matrices de diferentes tonalidades de pizarra que diversifican su belleza, y que han llegado a nuestros tiempos después de cientos de millones de años desde su existencia y extinción.

También es de obligada la visita por el pueblo y sus callejos, sin perder detalle de sus arquitectónicas casas típicas de la zona, remodeladas muchas de ellas con acierto y buen gusto estético; sus gentes son amables, hospitalarias, comprensivas y siempre están atentas a cualquier necesidad del visitante. Nosotros desde nuestra experiencia vivida le concedemos un sobresaliente en todos los aspectos a esta expedición de convivencia, volveremos en alguna otra ocasión por estos lares, entre otras razones porque nos han quedado unos “flecos” sin realizar de esta maravillosa y feliz excursión por las inmediaciones de Labaniego.

Otra espléndida jornada en buena compañía y armonía. Felicitar sobre todo a los peques de esta aventura, pues resistieron como jabatos y nos deleitaron con la alegría propia de sus pocos años.

En la bocamina.
Laguna del Ratón.

Iniciando la marcha desde Labaniego.
Bajando por las escombreras.

           En las múltiples escombreras de estas pequeñas minas, aparecen muestras fósiles de gran belleza y valor paleobotánico que son la muestra de nuestro pasado de más de 300 millones de años de antigüedad.
Isabel izquierda y Balbi a la derecha observando los restos fósiles.

En estudio, magnífico.
Helechos.
Gimnospermas (cordaites sp)
           Los cordaites son un género de plantas vasculares que se reproducen por semillas denominadas Cardiocarpus con forma de corazón, aunque en este caso con una antigüedad de 300 millones de años; un tesoro fósil.
Annularias
           Recordar que las annularias son las hojas de los calamites y en este yacimiento carbonífero son abundantes, con la particularidad de que en la matriz que aparece es muy frágil, creemos que es lutita la roca que esta asociada a estos resto fósiles.

Posible calamites o cordaites.
Nódulo o concrección.
Fósil sin determinar, único.
Sin determinar.
Descenso a la Laguna del Ratón.

En busca de los cangrejos de río
Aaaaa jugarrrrrrr
           Creemos que existen dos clases de cangrejos en este pequeño lago, las dos obviamente, han sido introducidas por el ser humano, también hemos visto una pequeña culebra de agua y multitud de ranas.
Cangrejo de río ibérico

Desafiante el cangrejo americano de la foto de abajo.

Cangrejo de río americano

        En el interior de la mina Los rebollos, Pili, Paula y Balbi, la primera vez que entraban a una mina de verdad, estoy seguro que sus sensaciones fueron especiales y más siendo familiares de mineros.
Pili, Paula la peque y Balbi.
  
         Recordar que todas las incursiones que hemos realizado al interior de estas explotaciones han sido realizadas con todas las garantías de seguridad, y que en ningún caso han supuesto un peligro en la integridad de las personas. Que en todo momento han sido realizadas en compañía de expertos mineros con más de 20 años de experiencia los cuales han valorado en anteriores visitas a las minas su estado inicial y actual. Solo se ha permitido la entrada a las bocaminas y a escasos metros para la realización de fotos como vemos en la imagen de arriba. 


        Recorridos los ocho kilómetros y algo más de la ruta de la Laguna del Ratón, nos dirigimos a la casa del pueblo de Labaniego, construcción rural que el alcalde pedáneo de dicha localidad amablemente nos ha cedido para este evento, desde nuestra asociación agradecer a Clemente, pedáneo del municipio y a sus vecinos, las facilidades que hemos tenido para realizar esta comida de convivencia de la Asociación Mineralógica Aragonito Azul.

Cargando fuerzas para la ruta de la tarde.

Jose Luis encabeza la segunda ruta que nos llevará a las ruinas del monasterio.......

Iniciando la segunda ruta después de la comida.
En busca de las ruinas del monasterio de San Fructuoso.

          Marcos, otro de los benjamines del grupo, Jorge chaqueta azul, su primera incursión con nuestra asociación e Isabel en las primeras rampas y después de comer, uff..


Así son las cosas y así se las hemos contado.