viernes, 31 de octubre de 2014

NUEVA INCURSIÓN A MINA CASILDA DEL INGEMI CON EL EQUIPO DE INVESTIGACIÓN DE ROBERTO WAGNER DEL CENTRO PALEOBOTÁNICO DEL JARDÍN BOTÁNICO DE CÓRDOBA

   Poder trabajar y estar al lado de Carmen, Juan y John parte del equipo de investigación del  Centro Paleobotánico del Jardín Botánico  de Córdoba es un orgullo para esta asociación y sus miembros y sobre todo aprender de ellos y de sus conocimientos, es siempre a destacar.

Este año Roberto H. Wagner no ha podido visitarnos pero su equipo si lo hace y con mucha ilusión siempre que visitan nuestra comarca.
La zona de Villablino y la comarca del Bierzo vuelven a ser los protagonistas de estos estudios de alto nivel científico .

Recordar a todos los que nos visitan en este blog que la visita a estas minas en explotación ha sido solicitada previamente obteniendo los permisos oportunos y respetando todas las medidas de seguridad que nos han solicitado prohibiendonos la circulación de personas en zonas de extración mineral y en zonas de maquinaria activa.

La zona no la vamos a delimitar pues en anteriores reportajes ya se ha echo lo que si vamos a recordar es la importancia de estos estudios e investigaciones que se desarrollan en estas zonas mineras pues sus restos fósiles reflejan una etapa de nuestra tierra y lo encontrado en sus minas información para cumplimentar el puzzle de la vida en nuestro mundo.


Una de las zonas de la mina realizando trabajos de extracción de carbón


Parte de la corta carbonífera.
  Muy rica es nuestra comarca minera en carbón, extraerlo es costoso pero seguro que los beneficios son altos también, esperamos que cuando se acaben estos, se realicen los trabajos de restauración correctas para que en la medida de lo posible no se reconozca que el hombre a pasado por estos lugares dejando la naturaleza sin su origen y sin sus raíces.
Hace años se hablaba de realizar un corredor geológico y de interés científico por nuestra comarca donde poder observar in situ e in visu toda la riqueza fósil y mineral que zonas  mineras atesoran, esta idea quedó en saco roto como tantas otras que hemos podido conocer a lo largo de los años. 

La zona es inmensa en su estudio y las espectativas de nuevos hallazgos muy grandes.
 Nuevas formas arbóreas sospechosas de ser diferentes, helechos, sigillarias, syringodendrun, annularias, calamites, stigmarias y mucho más nos presenta este importante yacimiento fósil.

John descubre nuevas formas fósiles en un bloque de arenisca
 Ya desde el primer momento estos investigadores saben del potencial y del valor de estas zonas mineras y buscan con rigurosidad y entusiasmo cualquier indicio fósil que pudiera poner sobre aviso de nuevas formas de flora fósil o incluso de algún que otro resto animal.
Juan el geólogo del grupo nos enseña las características de areniscas y lutitas en los enormes bloques.
  En la foto de abajo el investigador  John dando explicaciones a miembros de la asociación (Juan y Jose Luis) sobre la litología del bloque geológico y la estratigrafía del yacimiento minero, antiguos ríos o canales que se marcan en las rocas y sus estratos, diversidad de tipos de areniscas y lutitas todo ello en un contexto casi caótico después de voladuras y movimientos de tierras pero que estos estudiosos de la tierra saben traducir en  datos importantes.

John dando las explicaciones a Juan sobre la litología y estratigrafía del bloque geológico

  La investigadora y paleobotánica Carmen y John revisa un gran bloque de arenisca donde se detecta flora fósil muy interesante

Carmen la experta paleobotánica muy minuciosa en sus trabajos y en la búsqueda de nuevas plantas fósiles.
  Estas visitas periódicas hacen que muestras y zonas sean estudiadas dentro del yacimiento y en situación IN SITU IN VISU, importante este dato ya que poder ver el fósil y estudiarlo en su posición original y plasmado en los estratos originales dan una información excepcional para estos importantes investigadores.
Gracias a Carmen y sus colaboradores por estas jornadas tan mágicas.

Así son las cosas y así se las hemos contado.


miércoles, 29 de octubre de 2014

NUEVAS MINERALIZACIONES EN MINA SARITA

          Más sorpresas nos tenía reservadas esta mina de carbón de interior de nuestra comarca, ahora la localizacción de estas sideritas lenticulares tapizando prismas de cuarzo hialino y cloritas nos deja asombrados por la riqueza mineral de este yacimiento que día a día nos regala estos bellos minerales.

Preciosa drusa de siderita lenticular sobre cuarzo hialino y matriz de arenisca. 30cm x 20cm, mina Sarita, La Ribera de Folgoso, Folgoso de la Ribera (León)

          Estas cristalizaciones lenticulares de siderita  muy parecidas a las rosas del desierto (yeso) son sin duda una buena muestra de la riqueza mineral de la cuenca del Bierzo.

Más de cerca vemos los cristales lenticulares de siderita formando preciosas  formas hojosas simulando flores.


Otra pieza,  agregados de  cristales de siderita  rodean los cristales hialinos de cuarzo


El tamaño de estas piezas es importante además de su diversidad y calidad mineral.
Alrededor de los prismas de cristales de cuarzo hialino la siderita ha formado estas formaciones cristalinas lenticulares

Mina Sarita nos sigue asombrando con sus indicios minerales

          Actualmente estamos realizando trabajos de investigación pues sabemos de la existencia de cristalizaciones de sulfuros muy estéticas que en breve podremos mostrar con toda su belleza siempre revalorizando la mineralogía del Bierzo y sus entornos.


Otra perspectiva de la misma pieza mineral, espectacular.

Cuarzo hialino, mina Sarita.
        En la foto de arriba otra muestra recuperada de este yacimiento donde predomina las cristalizaciones de cuarzo hialino con base de clinoclorita y cuarzo lechoso, muy alterados cristales romboédricos de dolomita que acompañan a la siderita.

Cristales biterminados de cuarzo hialino


Así son las cosas y así se las hemos contado.




miércoles, 22 de octubre de 2014

ARAGONITO AZUL PARTICIPA EN EL OTOÑO CULTURAL DE SANTA MARINA DE TORRE

   La Asociación Cultural  Carqueixa del Bierzo desarrolla  este Otoño Cultural 2014, casi un mes lleno de actividades y actos.

  Un año más la Asociación Mineralógica Aragonito Azul ha  sido invitada a participar en sus actividades colaborando en una de ellas, actividad que nos trae grandes recuerdos pues seremos guias de la pequeña muestra de minerales que hace varios años hicimos entrega al pueblo de Santa Marina de Torre.

  Nuestra aportación va encaminada a poner en valor todo aquello que nuestra comarca del Bierzo en materia de Geología, Mineralogía y Paleontología nos ofrece a través del mundo mineral y fósil, también recordar con la muestra mineral todos aquellos yacimientos y localidades que han sido en tiempos pasados nuestro motor económico y social y que han significado el progreso de toda la comarca del Bierzo y de nuestra provincia y de nuestras gentes.

  Las muestras minerales entregadas a la Casa Museo de Santa Marina de Torre fueron  donadas por Juan Manuel Rincón Rivero y la Asociación Mineralógica Aragonito Azul durante la exposición temporal que se ubicó en la Casa Museo hace 4 años y que ha sido restaurada para celebrar actos de todo tipo.


 "Aviso"

Por un error en la programación en el horario de la visita guiada a la Exposición Mineralógica y Paleontológica a la Casa Museo les recordamos que el acto es a las 12.00 horas del Sábado día 15 de Noviembre y no a las 17.00 horas del mismo día como esta impreso.


Así son las cosas y así se las hemos contado.









sábado, 11 de octubre de 2014

TRILOBITES, UN PASEO POR NUESTRO PASADO


Por la izquierda, miembros del INGEMI, Juan, Ivo, Jose Luis, Jose Manuel y Bernardo


Lumajo es el pueblo de la zona de Laciana de más altitud, 1305 m. es uno de los ejemplos más vivos de la tradición ganadera que tanta importancia tuvo entre sus vecinos, dando fe de ello las numerosas casas de labranza que allí se conservan. Merece atención particular la mansión construida, en lo alto del pueblo, de estilo indiano y en cuyo interior manan dos fuentes naturales. También se encuentra próximo un amplio lavadero restaurado. 


Desde Lumajo se divisan las tres montañas más emblemáticas del Valle de Laciana: El Pico Muxiven 2032 m;  el Pîco Cornón 2188 m ; y el Pico Cornín 2062 m.  La leyenda cuenta que el nombre de Muxiven viene de una mujer Tsacianiega que llamaba a su gatito diciendo ¡muxi, ven!. De los Picos Cornón y Cornín, es sabido que sus nombres proceden de sus cumbres con  forma de cuerno. Los vecinos de Lumajo son conocidos en la comarca de Laciana como los "Saltasucus".


Antes de llegar a Lumajo, subiendo por la carretera desde Villaseca de Laciana a mano derecha, se encuentra una de las cascadas más impresionantes y desconocidas de la provincia de León, "La Cascada de Lumajo", esta cascada tiene agua todo el año. Es digna de ver, sobre todo en época de deshielo, que baja una buena riada, es posible que en invierno se quede totalmente congelada.


Sobre los Trilobites podemos decir entre otras cosas que han sido de los fósiles más estudiados y fáciles de identificar; estos artrópodos se extinguieron a finales del Pérmico, antes de la llegada de los dinosaurios, vivieron cerca de  300 millones de años, la clasificación dentro de la clase de los Trilobites es de  8 ordenes, 150 familias, 1.400 géneros y 5.000 especies. La primera vez que el hombre los reconoció fue hace unos 25.000 años en la Grotte du Trilobites, un hombre de Cromagnon le hizo un agujero para colgarlos de amuleto, el tamaño de estos seres va desde los pocos mm a los 90 cm.


            Aunque se puede llegar a creer que su nombre procede de las tres divisiones del cuerpo; Cefalón, Tórax y Pigidio, se debe a los tres lóbulos que recorren el cuerpo desde la parte anterior a posterior, estando el centro el lóbulo axial o raquis y a los lados los lóbulos pleurales; izquierdo y derecho.
       
       Los primeros trilobites aparecen en el inicio de la era Paleozólica hace unos 545 millones de años, su extinción fue a finales del Cámbrico, una de sus características es el cambio que realizaban periódicamente de de la coraza por otra mayor, tal como las culebras en nuestros días, otra de sus particularidades es la que fueron los primeros animales en desarrollar ojos completos; ningún otro animal refleja con tanta claridad el drama de la aparición, evolución, diversificación y posterior extinción, los últimos supervivientes eran herbívoros  y por tanto fáciles presas para los depredadores.


     En una entrevista que se le hizo en su día a Richard Fortey;  prestigioso paleontólogo y especialista en fauna del Cámbrico (unos de sus libros es Trilobites, testigos de la evolución) se le preguntó que si pudiera realizar un único viaje en el tiempo que época elegiría, y sin dudarlo contestó que al inicio del Cámbrico y traer de vuelta uno de los primeros trilobites para diseccionarlo.

       Si la sensación de cosquilleo y “temblar de las pierninas” (que dice nuestro colega Juan) la sentimos cuando hayamos un mineral con una preciosa cristalización o de alguna característica particularmente bella, no lo es menos   la satisfacción y emoción que nos embarga al descubrir y  tener el sumo placer y la gratificación de recuperar a la vida de nuevo a estas raras, bellas y entrañables criaturas que vivieron en épocas que nos es prácticamente imposible imaginar y calcular el tiempo que hace, puesto que estamos hablando de millones de años, cuando la esperanza de vida de un humano puede ser de 80 años y nos parece una larga vida.

     Hemos sido como siempre muy respetuosos con este hallazgo y rescatando alguna muestra de estos majestuosos y enigmáticos trilobites para poder mostrar en nuestro museo en la Casa de  las Culturas del Ayuntamiento de Bembibre, siempre sin ánimo de lucro ni comercialización de ninguna clase, tan solo para divulgar y aportar algún conocimiento de nuestra historia y dar a conocer alguno de nuestros rincones de la geografía de un alto valor geológico y belleza natural como es en este caso, un bonito pueblo de Laciana como es Lumajo.


Una preciosa e histórica mañana, realizada en armonía y buena compañía.



Trilobite orden Phacopidos ??? en estudio.

Preparando los aperos, el nerviosismo imperaba en esta salida de investigación.
    Sin ser friki ni empalagoso esta salida ha sido una de las más emocionantes que he realizado en mis años de andaduras, casi un año hemos estado tratando de poder hacer esta incursión, nuestras investigaciones y las personas que colaboraron han sido los culpables de que  algunos momentos sean inolvidables y por ello agradezco a los mismos su rigurosidad y colaboración ya que esto supone poder incrementar con alguna muestra recuperada  nuestro patrimonio museístico. Una vez realizadas las debidas actuaciones de restauración limpieza y catalogación (pendiente de ratificación)  serán expuestas en la sala "PLINII SECUNDI"

       Los materiales fotográficos así como la situación (coordenadas) de los hallazgos han sido enviados y  puestos a disposición de la paleontóloga  Esperanza M.  Fernandez Martinez profesora de la Universidad de León, Área de Paleontología por si este hallazgo supone algo nuevo en la zona o bien ya ha sido estudiada.
  Cumbres del  Muxivén, 2014 metros de altura
     Esta incursión es realizada  dentro de la Formación La Pedrosa y en una de las capas del Grupo La Vid, en las proximidades de un evento llamado UZE (Upper Zlichovian Event) esto se deduce por los materiales observados in situ in visu y las muestras recogidas, datos que recoje un estudio sobre lugares de Interés Geológico y Red de Espacios Naturales de León elaborado por la Junta de Castilla y León donde la paleontóloga Esperanza Fernandez y I. Fuertes Gutierrez han sido las coordinadoras de este informe en el cual han plasmado  toda la riqueza paleontológica y geológica de  esta provincia siendo esta una de las más ricas de esta península Ibérica en todos los campos científicos relacionados con geomorfología, geodiversidad, litología. mineralogía, paleontología etc.
Valle de Laciana, Villablino (León)
     La mayoría de los investigadores de  fósiles los identifican en base al sistema implantado en 1758 por el biólogo sueco Carolus Linnaeus. Propuso que una especie debe tener dos nombres: el primero es el género (un grupo de especies similares) y el segundo es único para la especie en sí. Desde alrededor de 1780, el uso del sistema se aplicó a fósiles, así como a seres vivos o especies extintas; sin embargo, muchos paleontólogos profesionales eligen el método cladístico de identificación. No importa el sistema usado, las principales clasificaciones de grupos de fósiles incluyen, en orden: reino, phylum (animales) o división (plantas), clase, orden, familia, género y especie.
Otra muestra de trilobite en esta posición de defensa.
Gonianites ?? (cefalópodo)
    Hemos detectado varios trilobites con la forma que se puede ver en la foto de abajo (posición estratégica de defensa pasiva) como ocurre en la cochinilla de agua, cuando es atacada por algo se enrosca en su propio cuerpo como método de protección de ataques externos.
En los trilobites y en este caso, pudo haber unas condiciones adversas bien en el hábitat en el que se encontraban (agua) o a consecuencia de ataques de otros depredadores (peces). Los hallazgos  nos dicen que pudo haber una mortalidad masiva al detectar tantos trilobites con esta forma tan peculiar enroscada, desconocemos la causa aunque son varias las hipótesis que nos llegan a través de consultas e informaciones científicas.

Trilobite enroscado en posición de defensa pasiva.
   Según investigadores  estos artrópodos fueron depredadores y carroñeros, posteriormente terminaron siendo devorados por otros depredadores y finalmente se extingieron a finales del Cámbrico, para Danita Brandt, paleontóloga de la Universidad de Michigan, en EEUU, el fin de los trilobites está en su manera de mudar. Éstos, como todos los artrópodos, estaban envueltos en una coraza calcárea de la que debían desprenderse periódicamente, con el fin de crecer.

     Brandt ha estudiado miles de exoesqueletos mudados y ha descubierto que la hendidura por donde habitualmente abandonaban la antigua coraza aparece sellada o era tan reducida que el trilobites quedaba atrapado.
Fantástica muestra de trilobite enroscado en matriz.
     En la foto de abajo observamos que lo único que se ha conservado de este trilobite es la parte de la cabeza (glabela) y los ojos, el resto del cuerpo ha desaparecido por la alta alteración del fósil y de la roca que lo envuelve.

Parte de trilobite, cranidio aislado, glabela y ojos (esquizocroales?)
 Positivo y negativo de trilobite, parte de thórax (lóbulo pleural izquierdo y derecho, lóbulo axial o raquis parte central) y cephalón (glabela).
    Posiblemente estos restos fósiles hallan sufrido lo que se cita como permineralización en el proceso de fosilización, los altos contenidos de sulfuros u óxidos de hierro han alterado las rocas matrices y el propio fósil, estos estratos donde se ubican los trilobites están cargados de pequeñas capas de arcillas y lodos intercaladas y poco compactadas por la meteorización de las mismas, además la roca donde se encuentran están muy metamorfizada rompiéndose con suma facilidad.

     También ocurre que gracias a la piritización de algunos trilobites y gracias al estudio radiológico de las muestras (rayos X) se  pueden observar estructuras internas  como partes del sistema digestivo del artrópodo

Parte de trilobite, thórax (lóbulos pleurales izquierdo y derecho)
      Los expertos cifran en 20.000 especies reconocidas, 50 especies son las más representativas como explica Brian T. Huber of the Smithsonian’s Museum of Natural History, with a cache of trilobites. más información en  A Pictorial Guide to the Orders of Trilobites, by Samuel M. Gon III


Trilobite en matriz de roca caliza
      Podemos decir que estos restos fósiles van a enriquecer la Sala Plinii Secundi y nuestro patrimonio, la calidad y variedad de nuestra provincia es grandioso comparable a cualquier zona a nivel mundial, así lo certifican expertos y estudiosos de toda Europa y resto del mundo.
Trilobite completo, cabeza, tórax y pigidio enroscado?

Ivo, metódico y observador sin dejar nada sin mirar

Alguno no respeta lo ajeno.
     Esta señal ha sido muy comentada por nosotros, creemos que fue colocada para evitar que la gente que realiza la rutas de senderismo por estos valles se lleven las rocas que contienen restos de fósiles, corales y otros, estas rocas (lumaquelas) están colocadas en las paredes de muchas fincas delimitando las mismas, a través de los años la gente ha ido recolectando estas rocas lo que influye en la caída de estas paredes que delimitan las fincas privadas. El respeto hacia lo privado y el entorno que nos rodea debería de ser algo a tener en cuenta a la hora de salir al campo.
Spirifer s.p
      La muestra  fósil de la foto de arriba ya está en una de nuestras vitrinas del museo formando parte de las nuevas incorporaciones y  esperando que podáis venir a verlas, ese es nuestro deseo.
Más restos fósiles

Spírifer.



    Las “lumaquelas” como la foto de abajo son rocas sedimentarias, normalmente de matriz caliza, que contiene una proporción importante de restos de conchas de moluscos o esqueletos de otros animales (nummulites, erizos de mar, lamelibranquios, bivalvos etc.) fosilizadas. Por esta razón, a estas rocas también se las denomina calizas conchíferas o fosilíferas. Los trozos de conchillas o exoesqueletos están unidas por un cemento en general de caliza. No son rocas formadas por crecimiento de un ser vivo, sino por acumulación de trozos. Su color puede variar desde el negro hasta tonos suaves cremas o rojizos como la caliza griotte muy característica en la zona que tratamos.

Preciosa lumaquela donde multitud de muestras fósiles coralinas en matriz de caliza griotte nos enseñan sus particularidades estructurales.
       Las Lumaquelas están catalogadas también como caliza fosilífera por ello la IMA (Asociación Mineralógica Internacional) la ha incorporado en el grupo de sustancias orgánicas (IX) según la clasificación de Strunz en la revisión que se hizo en  el año 2004.

Así son las cosas y así se las hemos contado.








viernes, 3 de octubre de 2014

NUEVAS INCORPORACIONES FÓSILES Y MÁS VITRINAS PARA "PLINII SECUNDI"


Variedad dentro de periodos y zonas de interés paleontológico de la península Ibérica
    La Sala "PLINII SECUNDI" es sin duda el resultado del trabajo y el esfuerzo del grupo de investigación INGEMI ( Investigación Geológica y Minera) que trabaja para que este proyecto se asiente y este al frente sobre muestra mineral, fósil y patrimonial.

    El INGEMI es otra parte fundamental del proyecto "Plinii Secundi". Este es  un grupo permanente de expertos en geología, biología, paleontología, mineralogía y otras ciencias que salga periódicamente a lugares de interés geológico, minero y mineral en los cuales poder recoger toda la información posible y realizar un muestreo si así lo requiere la investigación en  canteras, minas, escombreras, indicios, nuevos hallazgos etc. Algunas de estas muestras han sido fotografiadas y el lugar georrenferenciado para poner esta información a disposición de Esperanza Fernández responsable del Área de Palontología de la Universidad de León.

     Este pequeño grupo trabaja día a día para que nuestro museo sea un punto de referencia en nuestra comarca donde nos hemos echo un hueco dentro de este mundo tan fascinante.

    Siempre estamos abiertos a que más personas nos acompañen en este empeño pues precisamente esta es una de nuestras premisas poder contar con gente que aporte sus conocimientos y su entusiasmo.

Últimos hallazgos realizados por el INGEMI de Aragonito Azul.

    Estas tres vitrinas recogen  algo diferente a lo expuesto en el apartado de paleontología que ya existe en la sala "Plinii Secundi" sobre el carbonífero de nuestra comarca, ahora mostramos más de  35 muestras fósiles de otras provincias de la comunidad así como de la península Ibérica con una vitrina que recoge nuestros últimos hallazgos en nuestra provincia.

Esperamos poder seguir creciendo y mostrando tanta belleza fósil.
Así son las cosas y así se las hemos contado.








lunes, 29 de septiembre de 2014

EXCURSIÓN, TORRESTÍO, LAGOS DE SALIENCIA, MINA SANTA RITA 2014. 2ª PARTE









Otro año más hemos conseguido nuestra meta, diversión, divulgación, camaradería y sobre todo un día inolvidable para Aragonito Azul.

           En esta segunda entrega de la visita a los Lagos de Saliencia, en el parque nacional de Somiedo y rompiendo el tópico de que ningunas segundas partes fueron buenas, en esta ocasión nos acompañó el buen tiempo y las perspectivas y los planes establecidos se cumplieron según lo previsto.

Montañas de caliza blanca y apenas vegetación.

                Una vez más se siente el efecto mágico del cambio geológico al adentrarnos en Babia y la sensación de la suavidad de sus montañas de calizas blancas nos embarga los sentidos. Al paso por la localidad de San Emiliano;  cabecera de municipio de la zona en que nos adentramos, se estaba celebrando el concurso de exposición de ganado caballar Hispano-Bretón, instaurado hace 25 años en la que participaron 27 ganaderías y 203 ejemplares, y hemos tenido la ocasión de contemplar las bellas estampas de estos equinos.

Saliendo de Torrestío, primera linea, Andrés, Rogelio, Isabel y Verónica
                Llegados a nuestro punto de salida en la localidad de Torrestío; el topónimo “torre-estío” se refiere a una antigua instalación militar, “torre de verano” por afluir allí, vaqueiros de alzada y trashumantes en busca de pastos. La torre se localizaba arruinada, al sureste del pueblo. “Estío” esa abreviación de “tempus aestium” que quiere significar “estación veraniega”.
 
Las Ubiñas al fondo y nuestros esforzados senderistas diseminados.
                Desde aquí y en casi todo el recorrido podemos observar las imponentes Ubiñas, con el pico más alto de Babia con sus 2.417 m de altitud, que en un día tranquilo como hoy muestra su cara apacible pero su atractivo fatal ha hecho que en unos 40 años hayan perecido en su seno 22 montañeros. El topónimo (en Asturiano, Ubina u Obina) procede del adjetivo latino *ALBINUS, A, UM ‘de color blanco’, al igual que los también topónimos Oviñana y Ouviñana *ALBINEANAM.

 
Llegando al lago La Cueva.
Tras una ardua ascensión de unos 400 metros de altitud en los cuatro kilómetros que tiene la pista que servía para transportar el mineral desde la mina Santa Rita y con un sol de justicia, llegamos al alto de la Farrapona sin novedades dignas de mención y nos reagrupamos para el corto camino de vistas espléndidas, que nos dirige a los lagos y a la mencionada mina de hierro que le da a la montaña ese contraste de colores que se aprecia e impacta desde el primer momento.

Cabe resaltar la visita a los lagos y lagunas de este circo glaciar, entre ellos La Cueva, el Cerveriz y el  Calabazosa o Lago Negro, todo ello aderezado con las interesantes explicaciones en las paradas técnicas realizadas por parte de Rogelio, Ivo y Juan que nos ayudan a comprender mejor los enigmas de la naturaleza.
 
Los peces podólogos.
Aun tuvimos tiempo para poderse refrescarnos en las aguas azules del lago de La Cueva, donde conviven unos pececillos que realizan funciones de podólogos naturales y se acercan enseguida a nuestros pies, (los profesionales del sector alertan de esta práctica en los spa, puesto que pueden transmitir el VIH, hepatitis o infecciones de la piel).

Iglesia y caserío de Torrestío
    La jornada de senderismo finalizó con un refrigerio en el bar del pueblo de Torrestío, y aunque cansados de la larga jornada, felices de contemplar tanta belleza natural.

    Felicitar a todos los asistentes por su comportamiento, y agradecerles la armonía y buena compañía. 
Familia de Manuel Ortega.

                 
Imi y Feli
En su cara  se se ve el reflejo de poder visionar este bello paraje, merece la pena el esfuerzo.

Boca mina nivel 1, Juan informa sobre la mina y los minerales.








 Después de visitar el lago de la Cueva subimos hasta las primeros indicios de la mina Santa Rita.
El último que suba paga la ronda
Subida hasta el nivel 1 de Santa Rita.

Rogelio dando explicaciones de la geomorfología del lugar
          Por encima del nivel 1 de la mina paramos en lo que parece un mirador donde uno de los geólogos, Rogelio, nos transporta a tiempos pasados donde estos  glaciares se formaron además de  estas impresionantes montañas durante la  Orogenia Alpina.

Andrés utilizando la Bramadera



          La churinga o Tjurungas, "bull roarer" en inglés, "bramadera" en castellano, aunque la bramadera parece ser solo de madera. Es una placa de madera, hueso, metal o pizarra de forma oval o romboide atada por uno de sus extremos a través de un orificio a una cuerda, con la cual se le da vueltas como si fuera una honda  y de esta forma emite un sonido profundo y característico dependiendo del tamaño de la placa: las más grandes producen un sonido más grave y profundo, a más pequeñas el sonido baja de intensidad y se agudiza. Este sonido ha sido a lo largo de miles de años considerado sagrado por numerosas culturas. Se han encontrado restos arqueológicos que demuestran su uso también en toda Europa, en España parece ser que algunos pastores la usaban para ahuyentar a los lobos.  Es conocida y utilizada sobre todo por los aborígenes de Australia en rituales de iniciación de los varones: su uso por parte de las mujeres o no iniciados está totalmente prohibido, incluso observar el ritual o la churinga.


Lago Cerveriz, con su areola de espiga de agua, potamogeton nathans, y filigrana mayor, myriophyllum alternifolium; siendo el único lago de montaña en que está presente esta última.
Ascensión al alto de Calabazosa 1742 metros alt.

Alto Calabazosa, todo el grupo al completo.
          Llegados al alto de Calabazosa, Rogelio nos siguió deleitando con su vocación geológica haciéndonos disfrutar de sus conocimientos y experiencia.

Lago Calabazosa
          El calor apremiaba y la búsqueda de una sombra se convirtió en algo de necesidad imperiosa a la hora de comer.
A la sombrita
Dando buen apaño de los bocadillos.
          Después de comer bajamos hasta el lago de La Mina (actualmente seco) donde pudimos observar varias formaciones de aragonito coraloide de color crema muy estéticas dentro de las oquedades kársticas
Rogelio sentado, Jose Luis, Juan y Chema.
          Nos encaminamos hasta la zona de montera del yacimiento donde se ha extraído el mineral a cielo abierto durante los primeros años de funcionamiento de Santa Rita.
Mari Carmen, Ivo, Juan en zona de montera.
         En esta zona de montera se mezclan las mineralizaciones de óxidos de hierro con los cristales y geodas de dolomita que en la mayoría de los casos están con patina de estos mismos óxidos, algo de goethita pudimos detectar con hábito botroidal.
Zona de montera de la mina Santa Rita
          En la foto de abajo Isabel, participante de esta excursión resalta la belleza de estas geodas que se ubican en los astiales y galerías de esta mina.

Geoda de dolomita y calcita.
Iniciando el descenso hasta Torrestío.
      En cuanto a la vegetación, lo más destacable es la ausencia notoria de arbolado, debido sobre todo a la altitud. Sólo al inicio de la pista, próximos al alto de la Farrapona, se pudieron observar algunos abedules y seArbales. Durante el resto del recorrido, la vegetación predominante fue la herbácea y arbustiva de montaña, que con su característica forma redondeada tapizaba densamente todo el suelo. En este sentido cabe destacar el cardo azul y los sedum, presentes durante todo el recorrido; la uva de oso, Arctostaphyllos uva-ursi y el enebro de montaña, Juníperus comunis var. nana. También es de destacar la insistencia de la vegetación por ocupar todo el espacio, aprovechando cada grieta de las rocas para colonizar un nuevo espacio, en competencia con los líquenes, que con sus vivos colores daban un precioso contrapunto a la blancura de la roca caliza.

Campanula

Malva moschata

Teucrium pyrenaicum

Sedum acre

Carduncellus mitissimus


Cardo azul o de la Magdalena, Eryngium bougartii y Astrantia minor


      Con la fauna, sucede algo parecido que con la vegetación; la altitud, junto con el clima que ello conlleva, es su principal condicionante. Se pudieron observar varias especies de ranas; aves, sobre todo rapaces y chovas piquirojas, que con sus graznidos característicos pusieron la nota de sonido a la excursión. Pese a todo, el animal más característico y omnipresente en los lagos, ha sido la vaca asturiana de los valles. Motor económico de toda la zona, la ganadería incluso condiciona el relieve, ya que las vacas, en sus idas y venidas, crean multitud de senderos, lo que unido a la alternancia de congelación y fusión del suelo, da a las laderas ese aspecto aterrazado tan habitual en esta zona.

Ejemplar joven de rana bermeja Rana temporaria


Ejemplar joven de Ranita de S. Antonio, Hyla arbórea

Oruga, s.p.

Cárabo joven sorprendido en galería de mina Santa Rita
Creemos que no hay más que contar, todo queda en nuestros recuerdos.

Así son las cosas y así se las hemos contado.